Reseña: La larga marcha, de Stephen King

Hoy os traigo la reseña de una de mis últimas lecturas. La descubrí leyendo un reportaje sobre distopías clásicas que me leí en una revista cultural, y me llamó mucho la atención. Soy una gran fan de Stephen King y haber encontrado una novela que no sonó mucho en su tiempo y que ahora tampoco tiene una gran difusión me dio fuerzas para empezar con ella.

No os digo más y al lío. 


Una inquietante novela futurista donde la realidad supera a la fantasía más terrorífica. El escenario: una sociedad ultraconservadora que ha llevado al paroxismo sus rasgos más perversos, dominada por un estado policial. El acontecimiento: la más extraordinaria competición deportiva, una agotadora marcha a pie donde un resbalón puede ser el último. Los competidores: cien adolescentes elegidos por sorteo y decididos a pasar sobre los cadáveres de sus compañeros para llegar a la meta. El premio: fama y fortuna para el ganador, es decir, para el único superviviente… Solo uno será el triunfador. Los 99 restantes morirán.


Leí, hace unos meses, en una página de opinión literaria que ya no se saben hacer buenas distopías, que se busca el amor en medio de la fatalidad, que un héroe sin capa debe salvar a la humanidad de una muerte prácticamente imposible de frenar. No compartí en su momento esta crítica, ni la comparto ahora, pero después de haber leído este libro tengo más dudas al respecto. Stephen King es uno de mis escritores preferidos. Se le ha criticado mucho por escribir mucho y por vender mucho, diciendo que hace mucho que recayó en lo comercial, etc. Pero hasta ahora, los libros que he leído escritos por él me han parecido muy bien.
 
La larga marcha, fue publicada en la primera etapa escritora del autor, que, dado que había puesto en el mercado muchas novelas bajo su nombre y no quería dejarse nada en el tintero, sacó ésta con un seudónimo. El libro en cuestión nos sitúa en unos hipotéticos EE.UU. de principios-mediados del siglo XX. No se explica demasiado el contexto político o social, no sabemos si viven en un régimen así o asá, pero podemos ver que no tiene nada que ver con la realidad.

 

Cada año se organiza una especie de competición, en la que participan adolescentes y jóvenes del género masculino, y que se desarrolla a lo largo de varios estados. 100 muchachos, elegidos por sorteo, deberán caminar sin descanso y a un ritmo no inferior a los 6,5 kilómetros por hora hasta que sus fuerzas decaigan. ¿El problema? Si descienden el ritmo, un tanque cargado de soldados se encargará de darles el pasaporte al cuarto aviso. Un verdadero idilio.


King nos cuenta la experiencia acaecida a Ray Garraty, un chico de Maine de 16 años que deja atrás a su novia y a su madre para participar en la carrera, siendo consciente de que se enfrenta a la muerte, pero con un halo de ingenuidad que vemos evolucionar a medida que pasamos las páginas. Todo comienza bien, sin apuros e incluso con tranquilidad. Ray hace algunas amistades aunque no quiere involucrarse demasiado para no sufrir más a medida que tenga que irlas dejando atrás…

Básicamente, eso es lo que sucede a lo largo de las 352 páginas de la historia. Y muchos os preguntaréis, ¿Y esto es mejor que cualquier distopía actual, rebosante de acción y misterio? No podría responder con mucha seguridad a eso, pero sí que hay una cosa que hace que una novela con una trama a priori tan sencilla sea muchísimo más que eso. Hay miedo, tensión y angustia detrás de cada palabra. Nos hacemos “amigos” de unos personajes que se muestran fuertes y a los que el cansancio, el frío y el sufrimiento hace débiles. Los vemos morir, vemos como los envuelve la locura, como sus personalidades fuertes se van resquebrajando tras ver y oír más muertes de las que nadie podría soportar. De pronto se vuelven enemigos de sus compañeros, los evitan… Los enemigos ruegan socorro y los disparos los engullen.

El autor nos pone en la piel de unos jóvenes desesperados que van a la Larga Marcha para tratar de obtener una vida mejor de la que tenían, otros que simplemente quieren quitarse del medio. Muy pocos creen tener posibilidades… Y en realidad, son aún menos los que las tienen.

Los personajes principales son Garraty, McVries, Olson, Barkovitch y Stebbins. Los tres primeros son amigos, especialmente Garraty y McVries. Peter McVreis es un joven musculoso y atormentado, pero con una fidelidad increíble y que es el responsable de que la muerte de Ray no le alcanzase a la primera de cambio. Olson es un bromista, que disfruta al principio burlándose de los demás corredores, pero que va deshinchándose a medida que avanza la carrera y termina por convertirse casi en un “muerto en vida”.

Barkovich vendría a ser el antagonista, siempre solitario, aprovechaba cada oportunidad que tenía para demostrarle a los demás que era superior y que terminaría con ellos. Es muy despreciado por los demás corredores porque provoca, al principio de la marcha, que un joven llamado Rank muera por culpa de una trifulca entre ambos. Sin amigos en el pelotón, se vuelve loco, y se corta la garganta antes de darle a los soldados el placer de asesinarlo deja llevar por sus sentimientos contrariados. Stebbins es el corredor más desconocido de todos, siempre caminando solo en la retaguardia, parece que está destinado a ser el primero en desaparecer, pero se va imponiendo y al final, es considerado uno de los favoritos. A pesar de ser un joven enigmático cuyas conversaciones esporádicas con Garraty no hacen más que turbar a Ray, se acaba por mostrar por un chico desafortunado, un tanto “psicópata” y que se ha apuntado a la marcha con intención de obtener el reconocimiento necesario por parte de su padre.

Como veréis, es una historia que me encanta. Me costó empezarlo, porque la portada de la edición que yo tenía no era muy agradable y me desanimó un poco, pero no me arrepiento de haberme metido de lleno, porque se ha convertido en una de las mejores novelas que he leído últimamente. A pesar de que el principio va un poco lento, la segunda y tercera parte te hacen devorar y devorar sin parar, y dormirte pensando en lo que sucederá para volver a engancharte al día siguiente. El final no me lo esperaba así, aunque me lo fui suponiendo desde la mitad de la lectura. Me golpeó de lleno, ya no la última página en sí, o el desenlace, pero sí el transcurso de la historia y como, la vida real se impone, sin héroes, ni realidades nuevas…
Definitivamente muy recomendable.

 Así que esta es la recomendación de hoy, espero que os guste y que haya merecido la pena vuestra visita al blog. Como os comenté al principio de la entrada, encontré este libro en una revista, y aunque no he podido localizar el enlace a esa publicación, os dejo el link a una lista donde están todas las historias de aquel reportaje.
 
 ¡Un abrazo y feliz día! Espero vuestras opiniones en los comentarios 🙂
Anuncios

16 comentarios en “Reseña: La larga marcha, de Stephen King

  1. Como me gusta Stephen King, aunque todavía más su hijo Joe Hill (tengo la historia de Cuernos aún en mi cabeza), y mirá tu por donde este libro todavía no lo leí, pero tu reseña me ha animado mucho a leerlo pronto la verdad 🙂 Un besin ^^

    Me gusta

  2. Hola!
    No seguía tu blog, así que por aquí me quedo.
    Stephen King es uno de mis autores pendientes, solo he leído Carrie creo y me gustó bastante, por lo que describes en tu reseña, que me ha encantado, parece ser una buena distopía, así que como tampoco veo que sea un libro excesivamente largo, puede que le de una oportunidad.
    Besos!

    Me gusta

  3. ¡Hola hola! No tengas miedo (aunque yo haya sufrido con It), porque merece la pena. Se dice que es terror psicológico lo que trata King, pero no lo temas porque sino no podrás disfrutarlo… ¡Anímate!

    Me paso encantada 🙂 Un besito

    Me gusta

  4. Yo lo descubrí por casualidad porque en mi casa siempre había visto (desde enana) un “libro gordo” que ponía It (ESO) y yo siempre había pensado que era algo del Instituto o de qué se yo… Hasta que lo cogí y empecé a devorar sus eternas mil y pico páginas… Tengo que traeros la reseña 😉

    ¡Besos!

    Me gusta

  5. Holaaa :3!!!
    adoré éste libro!!!
    me gustó demasiado y ando por la vida recomendándolo <3
    un besote!!! 😀
    p.d: yo también estoy esperando la carta de Hogwarts ❤ pero a diferencia tuya, yo viviría en un eterno invierno :3

    Me gusta

  6. Hooola 🙂 tengo muchas ganas de empezar a leer a Stephen King y este libro me llama mucho la atención. Nunca leí nada de terror, así que es un género demasiado nuevo para mi, pero en cuanto tenga algún libro de el en mis manos no voy a dudar en leerlo porque veo que a todo el mundo le encanta.
    ¡Me encanta tu blog! Saludos 😀

    Me gusta

¿Quieres comentar algo?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s