Reseña: It, de Stephen King

¡Buenas! No ha pasado mucho tiempo desde que colgué la reseña de otra obra de King, La Larga Marcha, pero este libro me ha marcado mucho y tenía unas ganas enormes de compartir mi opinión sobre él con vosotros. Sin más dilación, vámonos al lío. ¡Una de terror, camarero!

”En Derry, un insignificante pueblo de Nueva Inglaterra, cada 27 años aparece un enigmático payaso, que, a su paso, siembra el caos y provoca extrañas desapariciones, horrendos crímenes, indescriptibles horrores… Es eso, una ancestral energía maligna que anida en las cloacas de Derry y el inconsciente de sus ciudadanos adultos. Habrá que ser un grupo de niños quienes intuyan la pavorosa revelación oculta tras la maldición cíclica que se abate sobre ese pequeño pueblo. Precisamente ellos, jurmentados para regresar a Derry y acabar con la pesadillas, serán quienes, cumpliendo su promesa 27 años después, se enfrenten cara a cara con eso, la mñas espantosa materialización de Mal y del Caos. Eso está dispuesto a presentar batalla, y utilizará sus infinitas apariencias y su terrible poder en una suerte de danza macabra y sangrienta.”


 ¿Cómo se comienza la reseña de una de las obras de terror con más carisma, reconocimiento y amantes y detractores del último siglo? Me ha costado, porque he querido hacerla lo mejor posible, no desmerecer lo que hay narrado en esas 942 larguísimas páginas y, para ello, me he pasado un buen rato plasmando todo lo que creía necesario para esta ficha en un folio. Sí, en este folio lleno de garabatos que os he escaneado (y en el que, como bien veréis, hay spoilers por todas partes).

&nbsp

 Así que nos toca hablar de Pennywise, de Bill el Tartaja y de toda su panda. La narración se desarrolla en dos momentos marcados, en los que observamos a la perfección como han crecido los niños y qué ha sido lo que han dejado atrás, ya de adultos. En 1958, Los perdedores son un grupo de siete jóvenes que no tienen nada importante que compartir. Sin amigos, se unen creando un grupo atormentado por la “villanía” de Henry Bowers, que vendría a ser algo así como el antagonista de carne y hueso de la historia. 
Antes de esto, sin embargo, comienzan a desaparecer niños en Derry, un pequeño pueblo totalmente olvidado, en Maine. Uno de estos pequeños desaparecido y fallecido, es George Denbrough, hermano de Bill El Tartaja. Nadie sabe que le ha sucedido, ninguno de estos misteriosos casos son resueltos. Y ¿Quién está detrás de ellos? Pues ESO.  King crea un ente misterioso, ávido de miedo para poder mantenerse con vida (o lo que sea que tenga). En realidad, no sabemos qué es ESO. En el libro se nos explica (muy fantasioso, pero narrado de tal manera que le haría competencia a la teoría del BIG-BANG) que al principio de todo, solo existían ESO y La Tortuga. ESO era el mal y La Tortuga la buena, pero un día, esta tuvo un malestar estomacal, vomitó el Universo y murió. Y ESO se trasladó a la Tierra. Y muchos pensaréis, ¿esto tiene sentido? ¿Qué tiene que ver con el famoso payaso? ¿Realmente es de terror?
 
Hay una cosa que he aprendido tras leer a King, y, en general, cualquier obra catalogada como de terror. Hay muchas personas que buscan un libro de estas características con la esperanza de sobresaltarse página tras página. En mi humilde opinión, eso no tiene sentido. Si quieres gritar, cómprate Mamá y grita a lo largo de toda la película. It es una historia de terror psicológico, que, a través de unos hechos que puedan gustar más o menos, nos enseña cómo evolucionan los personajes, cóomo el coraje llega y desaparece, o cómo actúan o responden al toparse con una situación surrealista.

Nadie en su sano juicio creería que existe un payaso en las alcantarillas que devoran niños, ¿verdad? Pues tras leer esta novela me he pasado unas semanas caminando rápido al pasar cerca de una, he mirado debajo de la cama como una cría y he observado con desconfianza el desagüe de la ducha porque recordaba lo que había leído. Es cerrar los ojos y tener que abrirlos porque los recuerdos se arremolinan en tu cabeza y no sabes si es un sueño o si estás viendo sombras en la oscuridad. Eso es lo que consigue esta obra de King. Y aunque os lo haya descrito como algo “casi desagradable”, no es esa la sensación que os quiero transmitir, sino la de que está perfectamente enfocado, el autor sabe como manejar el tema porque tiene muy claro que quiere conseguir en el lector. &nbspNos conmueve al ver como los niños se “alían” y trabajan juntos para “espantar” a ESO y nos pone los pelos de punta al ir viendo como las llamadas de Mike Haslom (el único de los amigos que se había quedado en Derry, trabajando como bibliotecario), causan estragos al otro lado de la línea, cómo aquella vieja promesa que habían hecho parecía tan lejana que no querían creer que fuese verdad que tendrían que volver. Y nos demuestra la fragilidad del adulto, el modo en que el pragmatismo y la racionalidad que la sociedad le ha impuesto lo hace débil, principalmente contándonos la no valentía de Stan Uris para afrontar lo que suponía enterrado. Por eso, lo mejor de todo es la segunda parte, porque los adultos nos son descritos como héroes, sí, pero héroes fracasados, más inseguros  e ineptos que en su juventud. Diseñadora de moda, escritor, arquitecto, cómico… Todos de renombre, conocidos en la esfera pública, y que tendrán que regresar a las cloacas para enfrentarse a un enemigo mucho más peligroso, porque la propia Derry es su enemigo. Como bien dice King en una de las páginas: “ESO es parte de Derry, o quizás Derry es parte de ESO”.

Al margen de todos los acontecimientos “terroríficos”, la novela tiene cierta tensión sexual, amores frustrados entre el mismo grupo de Los Perdedores (Bill, Beverly, Ben, Mike, Stan, Eddie y Richie) y complicadas situaciones en los hogares propios. Bill siente que sus padres lo han dejado al margen tras la muerte de su hermano y, además, es tartamudo, Beverly tiene un padre extremadamente autoritario y con problemas, Ben es el centro de la diana a la que lanzan dardos contra su “exceso de peso”, Mike es un chico negro, Stan es tímido e introvertido, Eddie, un hipocondríaco y Richie un bocazas que habla cuando y de lo que no debería.

Por esto y por muchas cosas más, este es un libro que yo conservaría en vitrina. Tiene de todo, con la marca King en todas partes. El desarrollo es rápido y muy atractivo para la mente, porque imaginamos lo que sucederá, cuando y a quién, a pesar de tener entre manos un “tocho” de casi 1000 páginas. La narración no merece queja ni apostillamiento alguno por mi parte porque me ha encantado. Los personajes, con el “olor”  a héroes tan indispensable en las obras del autor, tienen una perfecta descripción y evolución a medida que se ven contra las cuerdas, e IT, ESO o como prefiráis llamarlo, es uno de los mejores “antagonistas” con los que me he encontrado. Es tan misterioso que no necesita un nombre terrorífico para hacernos “temblar” y eleva al máximo el ideal halloweenesco del payaso asesino.

Me encanta y, si no requiriese tanto tiempo leerlo, me lo devoraría de nuevo miles de veces. Os lo recomiendo con fervor, sé que muchos lo habréis leído, así que espero que me comentéis que os ha parecido y si creéis que, mientras escribía esta reseña, he sido poseída por el espectro de IT para decir tantas cosas buenas sobre el libro.

 
Dichas estas “cuatro palabras”, os hago una última recomendación: si tenéis intención de ver la película, intentad tener la voluntad de leer el libro antes. Es un filme antiguo, con efectos bastante deplorables y si etiquetáis la historia a partir de la terrible adaptación os habréis perdido algo muy bueno.
Anuncios

23 comentarios en “Reseña: It, de Stephen King

  1. Me encanta King y adoró esta novela 🙂 Me ha gustado muchisimo tu reseña, tan completa y me ha traído numerosos recuerdos del libro. Muchas gracias por compartir. Vamos, solo un seguidor para llegar a los 100 🙂 Un besin ^^

    Me gusta

  2. Hola guapa!
    Este fue el primer libro que leí de King y fue con 13 años y en un viaje… Recuerdo que estaba yo sola en la habitación del hotel y que miraba cada dos por tres para atrás porque me daba miedo que hubiera algo… Si es que me metía unos sustos jajajaja
    Me alegro que te gustara ^^

    Me gusta

  3. Tengo que decir que quiero leer It desde hace tiempo, pero me tira para atrás mi terror enorme e irracional hacia los payasos. Pero me apetece muchísimo, sobre todo viendo lo bien que hablas de él.

    Besos!!

    Me gusta

  4. ¡Hola!
    De Stephen King he leído solamente La cúpula hace mucho tiempo y no lo recuerdo mucho. Ahora estoy leyendo su última novedad, Mr. Mercedes. Llevo muy poco pero ya me está encantando. A ver si me animo y leo más cosas suyas.
    Un beso

    Me gusta

  5. Hola, la verdad me he leído superficialmente tu reseña porque quiero leer el libro pronto.
    Y entiendo lo que quieres decir de que King sabe trasmitir lo que realmente quiere, ahorita estoy leyendo El resplandor y me pasa lo mismo

    Saludos! 😀

    Me gusta

  6. ¡¡Hola!!
    Este es un libro de Stephen King que vengo queriendo leer desde hace tiempo, aunque me leí las primeras páginas y me gustó pero no pude continuarlo por que el libro no era mío 😦 pero aún lo tengo pendiente ^^
    Ya te sigo.
    Saludos 🙂

    Me gusta

¿Quieres comentar algo?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s