Reseña: Ciudades de papel, de John Green

¡Buenas tardes!
Después de haberme pasado la noche leyendo este libro, he preparado la reseña a toda pastilla para compartir mi desilusión con vosotros. ¿Creéis que mi desencanto con John Green tiene fundamento o es fruto del insomnio?

Quentin Jacobsen ha pasado toda su vida amando en secreto (y no tan secreto) a la magníficamente intrépida Margo Roth Spiegelman. Así que, cuando ella fuerza su ventana como un ninja y lo recluta para una insólita campaña de venganza, él la sigue. Cuando su gran noche termina y Q vuelve a la rutina, descubre que Margo ha tornado de enigma a misterio. Pronto descubre que, tras su desaparición, ella ha dejado pistas para que la encuentre. Por eso emprende un camino tormentoso en el que descubrirá a la verdadera Margo y se conocerá más a sí mismo.


 Tras haber leído 364 páginas en 5 horas, haber conseguido un dolor de cabeza importante y rondar por la casa como un auténtico zombie; después de mis hazañas heroicas he llegado a la conclusión que una de las cosas que más desmerecen este libro es el título. ¿Ciudades de papel? Entiendo que sea una metáfora, una doble metáfora si se quiere, pero creo que a fin de cuentas es algo que se trata en el libro con una superficialidad entremezclada con pensamientos filosóficos que no me gustó en absoluto. Estoy a la par frustrada y molesta, y feliz por haber sido capaz de trasladar esta lectura a mi lista de leídos, a pesar de que me haya proporcionado una noche insomne.
Creo que comencé haciéndome falsas esperanzas, queriendo equiparar las dos obras de Green que probé tras Bajo la misma estrella. Es cierto que esta novela desborda sentimiento y ha obtenido tanto éxito porque trata el tema que trata, pero nos ha conmovido y eso sirve para darle un status diferente. Buscando Alaska lo elegí en verano, y me disgustó profundamente porque, aunque la historia en sí no era mala ni mucho menos, no conseguí identificarme o conectar con los personajes… Y, desde hace semanas, vengo viendo las fichas de Ciudades de papel en la blogosfera y me he dicho, ¿por qué no intentarlo de nuevo? No dudo de la capacidad narrativa de John Green, porque tiene un estilo ameno, limpio y muy natural. Creo que sus historias se leen con comodidad, pero no me gusta el “ambiente” con aires de reflexión que introduce, casi a presión, porque no me acaba de encajar con el resto. La intención es buena, a mi modo de ver.
 
 Quentin me gusta, y su personalidad nerd me parece un buen punto para empezar. La situación familiar en que se le enmarca le da como un aura de “Sí, lo sé. Mis padres son psicólogos y yo estoy aplatanado, pero en alguna parte de mi ser quiero arriesgarme una pizca.” Eso sí, Margot, la misteriosa Margot, no me ha entrado. Nada más empezar no he podido dejar de encontrar similitudes entre ella y Alaska. Tan independientes, rebuscadas… Creo que su personaje es completamente irreal: nadie actúa con tantas segundas intenciones, dándole vueltas a las cosas para lograr su objetivo, y menos huyendo sin una razón medianamente lógica. Como decía, el planteamiento es prácticamente imposible e irracional. Comenzamos en el pasado, vamos a la época final del instituto, conocemos a dos personajes con una relación oxidada y nos metemos en una búsqueda que ni un mejor amigo haría por su colega desaparecido. Green se pasa de largo con ese amor idealizado por Margo que parece mover a Quentin en un alocado viaje a través de varios estados malgastando el día de su graduación para encontrar a alguien por alguna extraña razón que lo ha vuelto impulsivo y seguro de sí mismo.  Simplemente no. No, no y no. Normalmente me suele gustar leer cualquier cosa con tal de que tenga letras porque disfruto sumergiéndome en cualquier novela o pasaje, o lo que sea. Con Ciudades de papel disfruté durante las primeras 150 páginas, después me comenzó a parecer un embrollo. Es cierto que la literatura es ficción, a pesar de que hablamos de generos de ficción y no-ficción, pero son historias, situaciones ideadas por alguien. A mi no me importa leer fantasía o “realidad”, pero cuando entro en este último, espero encontrarme con cosas verdaderamente reales. Me he criado con el convencimiento de “los americanos están locos”. Cuando digo americanos (disculpadme mis lectores latinos), me refiero a estadounidenses, siempre poseedores de coches cuando no tienen ni pelos en la barba, que hacen fiestas cuando sus padres no están y que se lanzan a hacer un viaje por su país con tres centavos en el bolsillo. Entonces, para mí, esta novela es el fiel reflejo de ese mito que me lleva acompañando mucho tiempo. Comenté más arriba que no acabó de convencerme la mezcla de prosa más cuidada intelectual con la narración de las andadas de unos adolescentes. Aquí os dejo un breve fragmento (muy comentado por las redes sociales y en internet)
 Pero, ¿no es eso también, en algún nivel fundamental, lo que nos dificulta entender que las demás personas son seres humanos de la misma manera en que lo somos nosotros? Los idealizamos como a dioses o los desestimamos como animales.
 Puede que la intención sea buena, pero es como una masa que no se cuaja del todo. Sabe bien, por separado, cada ingrediente es dulce,  pero al mezclarlo se te agría la expresión. ¿Me explico? A los que salvaría de buena gana es a Ben, a Radar y a Lacey, que si son buenos reflejos de las amistades de la época del instituto. Me han hecho sonreír, especialmente con el trámite del baile de graduación, y han logrado que mi opinión mejorase un poco. Creo que mi preferido ha sido Radar, porque es como un friki siempre sonriente y el amigo que cualquiera quisiera tener. 
Nunca dejaré de pensar que quizá le gustaban tanto los misterios que se convirtió en uno de ellos.
 Quentin reflexionando sobre Margo
En resumidas cuentas, me ha parecido flojo y me arrepiento de haber malgastado mi noche en leerlo, porque no ha merecido la pena tanto como pensaba. No diría que es un mal libro, porque creo que han influido en mi opinión unas expectativas desmesuradas, pero confío en que Green vuelva a la carga con algo un poquito mejor.
 Y, ¿vosotros que pensáis? Espero vuestras opiniones aquí abajo 😉
Anuncios

24 comentarios en “Reseña: Ciudades de papel, de John Green

  1. La verdad que este no me llama mucho, leí buscando a alaska que me gusto bastante y tengo ganas de leer BLME, pero este la verdad dsde su sinopsis no me llama mucho, aunque algún día le daré una oportunidad. Un besin ^^

    Me gusta

  2. Hola! Yo todavia no he leido el libro pero lo tengo pendiente de hace bastante. La verdad es que tengo muchas ganas de leerlo.. sin embargo tengo mis dudas.
    Ya habia leido comentarios acerca del por qué del titulo Ciudades de Papel… y vi tanto buenas criticas como no tan buenas como la tuya. Asi que estoy entre si leerlo ya o dejarlo para mas adelante jaja
    Lo unico que espero es que cuando lo hag ano me decepcione tanto! Tambien tengo muchas ganas de leer Buscando a Alaska.
    Saludos! Nos estamos leyendo 😀

    Me gusta

  3. No me Atrae mucho el argumento de este libro y, además, he leído varias críticas no muy buenas, como la tuya. De momento no creo que me lo lea. Me ha gustado mucho tu reseña, ha dejado las cosas muy claras.

    Besooos.

    Me gusta

  4. Con la cantidad de éxito que está teniendo ahora mismo y todos los libros que están sacando en español de ese autor y aún no me he leído ninguno. Tengo en la estantería Bajo la misma estrella, pero como todos hablaban maravillas preferí dejarla reposar para no empezarla con las expectativas demasiado altas.

    Me gusta

  5. Después de leer bajo la misma estrella, tenía ganas de leer algo más de este autor, aunque con el argumento de libro y esta reseña, me tira un poco para atrás, pero puede que igual me anime, para sacar mis propias conclusiones. Gracias por la reseña! besos!

    Me gusta

  6. ¡Hola!
    La verdad es que he comenzado a leerlo y lo tengo en mi estantería, pero es que nunca me animo a terminarlo. En BLME, me enganchó hasta el final, hasta que no podía más. Pero es que este libro no me está llamando nada. ¡Muchas gracias por la reseña y me quedo por aquí *-*!
    Un besazo ❤

    Me gusta

  7. ¡Hola!

    Yo al principio lo cogí con mucha ilusión, porque había visto buenos reviews, pero a medida que pasaban los días, me entraron las dudas, y me quedé muy desilusionada… ¡Qué le vamos a hacer!

    Besos y gracias por pasarte ^ ^

    Me gusta

  8. Bajo la misma estrella lo he tenido en mi estantería durante más de año y medio (y no tenía ni la más remota idea, así que figúrate cuánto reviso mi ebook), y solo lo leí cuando el boom. Me gustó, porque, aunque tenemos la “filosofía” Green por todas partes, creo que está mejor conjugado que en obras posteriores.
    Ya nos dirás que te parece.

    Un beso ^ ^

    Me gusta

¿Quieres comentar algo?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s