Reseña: Dios hizo el mundo en 7 días… Y se nota, de Luis Piedrahita

¡Hola! ¿Cómo lleváis la semana? Probablemente con ganas de que llegue el finde, ¿eh? Bueno, entre que se acerca y no, os dejo con la reseña de un libro de Luis Piedrahita… Buen humor para un buen martes ^ ^

Según el Génesis, Dios hizo el mundo en una semana «y el séptimo día descansó»… Bien, vale, pero… ¿a qué se dedicó Dios ese domingo?… Una cosa está clara: no fue a misa… Porque eso no sería descansar, eso sería pasarse a ver qué tal va el negocio… Y es que, en este mundo creado en siete días, los zapatos y los pies pueden ser un indicador de la economía y la salud moral… Porque sólo hay dos tipos de países: aquellos en los que hay más pies que zapatos y aquellos en los que hay más zapatos que pies… Sin duda, lo que nuestro planeta mal hecho necesita es un poco más de humor… Como el que llena las páginas de este libro. Un nuevo y descacharrante volumen de monólogos del rey de las cosas pequeñas.


  
Para empezar con gran objetividad esta reseña: ¡Me declaro fan de Luis Piedrahita! Pero no una fan cualquiera, no; una aficionada fiel y embelesada (como las de los One Direction o similar). Quizás muchos de vosotros hayáis oído hablar de este hombre, galeguiño de corazón y de palabras justas y acertadas.
Eso sí, a mí los monólogos me cuesta digerirlos, es más, es muy difícil que uno me haga reír de verdad, pero los suyos derrochan una simpleza, un detallismo y una complicidad con el público (o lector, en el caso del libro), envidiables. Este libro, entonces, es una recopilación de muchas de sus actuaciones, de esa retahíla de frases bien conjugadas, sobre los grandes olvidados de nuestros hogares, de esos objetos despreciados por la humanidad desde la mismísima creación.
Dios hizo el mundo en 7 días… Y se nota, es una lectura desenfadada, ligera, pero que recomiendo tomar en dosis reducidas porque puede suceder que seamos víctimas de un “empacho” de ingenio y no consigamos apreciar ese “buen” humor escondido detrás de descripciones cotidianas.
En cuanto llegan los Carnavales deciden ponerse una careta de monstruo, un mono azul de mecánico y ya está: ¡mecánico monstruo!
Ese tío no se lo ha currado mucho.  ¿Qué ideas desecha una persona que se disfraza de mecánico monstruo?
“Verdugo irlandés, no; cazador de focas, tampoco; mantis religiosa, me va a picar el traje… ¡Mecánico monstruo!” Y hala, a hacer fechorías…
¿Tiene calidad? Lógicamente, yo no decidí elegir esta lectura en vistas a una prosa envidiable ni mucho menos. Me sucede lo mismo que con “¿Para qué sirve un cuñao?”  o ¡Viva la madre que me parió! que me enfrenté a un buen rato, simpático, pero tampoco mucho más. Probablemente, si lo disfruté como lo hice fue,  porque muchos de los monólogos los había visto en “El club de la comedia” (de refilón, porque suele ser infumable) previamente y, a medida que leía, iba recordando la “puesta en escena” de Luis Piedrahita, con esa voz chirriante tras varios minutos de discurso, y me amenizó aún más la tarde. Sinceramente, me parece que tiene mucho arte , que consigue hacer que se nos escapen las carcajadas sin necesidad de recurrir a temas escatológicos ni a un vocabulario soez, lo que lo coloca bastante por delante de otros cómicos que crean su humor a base de tópicos bastante vulgares.
Hay una frase que resume las reglas de todos los juegos del mundo: “No, es que en mi casa jugamos así”. Dicho eso, dicho todo. Ya te puede pillar la poli jugando al tres en raya con cocaína. Tú los miras así, con las pupilas dilatadas, y dices: “No, es que en mi casa jugamos así”
Algunos capítulos se me hicieron algo pesados, ciertamente, pero en general mi percepción de la obra es positiva. Os la recomiendo para que la leáis en la misma situación que y lo hice, es decir, entre novela pesada y novela pesada. Para relajar un poco la mente y abrir de nuevo el pensamiento (y no quedarnos tontos de traición, romanticismo y sangre).
 

Os he dicho que hay varios monólogos suyos en internet (¿lo he dicho?) así que os he traído el video de uno de los mejores en mi opinión. Espero que os guste ^ ^