Reseña: La ladrona de libros, de Markus Zusak

¡Hola! Por fin me he puesto las pilas y he preparado la reseña de La ladrona de libros, porque me ha costado dios y ayuda leérmelo y otro tanto reseñarlo. A ver si os gusta.


Una novela preciosa, tremendamente humana y emocionante, que describe las peripecias de una niña alemana de nueve años desde que es dada en adopción por su madre hasta el final de la II Guerra Mundial. Su nueva familia, gente sencilla y nada afecta al nazismo, le enseña a leer y, a través de los libros, Rudy logra distraerse durante los bombardeos y combatir la tristeza. Pero es el libro que ella misma está escribiendo el que finalmente le salvará la vida.«La esperanza de Liesel es inexpugnable… Los lectores jóvenes necesitan este tipo de alternativas a la rigidez ideológica, así como exploraciones sobre la importancia de las historias. Y, pensándolo bien, también los adultos.»The New York Times


Contiene spoilers
Me encanta leer y leo de todo, literatura romántica, negra, misterio, suspense, humor, fantástica… Cuando a alguien le gusta sumergirse en historias ajenas hasta sentirlas propias, tanto da el tipo de libro al que nos enfrentemos. Al menos, eso es lo que me sucede a mí. Por eso hay una cosa que me, por decirlo claramente, repatea: los spoilers. Ha habido muchos finales que me han estropeado por culpa de los spoilers y no me gustan en absoluto. En las reseñas aviso de ellos, pero… ¿Cómo evitar los spoilers cuando ves una película basada en un libro?
Ahí me he quedado yo, molesta por haberme autospoileado este libro con la película. Me leí Los Juegos del Hambre cuando me enteré de que iban a sacar la peli, me leí Harry Potter para poder verlas y tantas otras… Sin embargo, no planeaba leerme este libro, así que nunca pensé en que pudiera afectarme a posteriori. Pero así ha sido. Vamos con un breve resumen de la trama antes de pasar a desmenuzarlo todo.

Liesel es una niña huérfana que aterriza en casa de los Hubermann. Rosa es una mujer fiera, malhablada y orgullosa; Hans es un padre comprensivo, cariñoso, bueno. La vida en Himmelstrasse, una zona pobre de Molching, más allá de las afueras de Múnich, es dura en las vísperas de la Segunda Guerra Mundial, pero Liesel tiene otras preocupaciones mucho mayores. Tendrá que adaptarse a su nueva familia, hacerse a la idea de que no volverá a ver a su madre y luchar contra el fantasma de su hermano muerto. Sin embargo, Rudy Steiner estará ahí para apoyarla en sus pillerías y para sacarla de otros líos.  No obstante, la vida más o menos placentera que se extendía a los ojos de Liesel, se volverá más peligrosa con la llegada de la guerra, los bombardeos, la persecución de los judíos y la llegada de Max.

 

La ladrona de libros se ha convertido en un best-seller, está muy bien calificado en páginas webs literarias y ha sido llevada al cine (que ha sido como yo la he conocido). Es una historia de la Alemania nazi que nos sitúa en el otro lado de la balanza, porque siempre solemos encontrarnos con la perspectiva de los judíos. Otra peculiaridad es la narradora, que no es otra que la muerte. Es bastante llamativo, porque nos cuenta los hechos un personaje que no los vive de primera mano, sino que los sobrevuela, ofreciendo detalles que se les escaparían a los propios protagonistas. Y spoileando, sí, la muerte nos avanza el final del libro cuando todavía quedan unas cuantas (muchas) páginas. Además, hace anotaciones al margen, con curiosidades o traducciones del alemán, que a veces me han resultado bastante instructivas, y otras, estresantes.  La prosa del libro es bonita, todo hay que decirlo, con fragmentos embellecidos a base de una selección cuidada de adjetivos, y con bastante ritmo en la narración. La historia en sí, sin embargo, se me hizo pesada. Comencé a leerme el libro a principios de diciembre y me lo terminé a mediados de enero, haciendo un gran esfuerzo por no abandonar. No logré conectar con los personajes, me parecieron bastante lejanos y no me gustó en absoluto ese humor sarcástico de la muerte a la hora de regocijarse y recrearse con todos los sucesos.
Las relaciones de familia en casa de los Hubermann, aunque realistas, no terminaron de parecerme muy cercanas. Reconozco, no obstante, que no hay un exceso de misterio por parte de Rosa y Hans, son unos padres bastante rectos, cariñosos si la ocasión lo requiere, y que esas conversaciones repletas de Saumenchs y Saukerls, le quitan un poco de tensión al asunto y no hacen que tengamos una visión trágica de lo que está pasando o va a pasar próximamente. Pero creo que la culpable de que no haya logrado empatizar con ellos como se merecen es Liesel. Ha sido para mí el personaje más extraño. Es una niña y actúa como tal, pero, a la vez, es como si dentro de ella tuviera un cerebro de 20 años, acechado por el estrés y dispuesto a sacrificarse por todo. 
Entiendo que se nos muestra como una muchacha traumatizada, saboreando la orfandad y la soledad, pero de ahí a que tenga una personalidad cambiante, difícil de seguir y algo extraña… Y digo esto basándome en el asunto de los libros. La ladrona de libros, claro está, roba libros. Y esta actitud la que me descolocó, porque lo hace, a medida que coge soltura, sin temer en demasía las posibles consecuencias de que la descubran, arriesgándose… Aunque es elogiable su absoluta devoción por las letras en una época convulsa, por supuesto. Así que podríamos decir que tengo una especie de relación amor-odio con ella.  También tengo un problema con Rudy, el amigo de Liesel, hijo de los Steiner. En general es un personaje divertido, tierno… Le he cogido cariño, la verdad, pero lo que me irritó muchísimo sobre él fue la descripción que hacía la narradora de su pelo. Rudy Steiner no tiene el pelo como un limón, por el amor de dios. Creo que hay más bien poca gente que tenga el pelo de color amarillo amarillo amarillo cuando nace. ¡Abajo el pelo limón! De verdad, es un aspecto que me trajo de cabeza durante la lectura, porque, además, nos lo está repitiendo cada dos por tres.
Sin embargo, lo mejor de la historia ha sido, en mi opinión, Max. Max ha sido un personaje duro, atormentado, lleno de complejos,  agradecido y avergonzado a partes iguales. La relación con Liesel, ya hacia el final, sí que me ha gustado, y me han enamorado sus batallitas con el Führer en el sótano, y el libro que le regala a la niña antes de partir.  Es muy humano y, aunque Zusak no ha podido escribir su historia de la parte no perseguida de la Alemania nazi sin añadir a un judío, creo que se nos ofrece un punto de vista diferente sobre ellos.
” Hubo un único asalto, y duró horas, y todo se mantuvo igual la mayor parte del combate. El Führer machacó el saco de arena judío.  Había sangre judía por todas partes. “
La ladrona de libros”. Pág 255.
Es muy interesante ver la división entre los propios vecinos de Himmelstrasse, algunos viejos amigos, otros conocidos, por culpa de la guerra, por el temor a decir o apoyar algo que les pueda traer consecuencias.
La parte que más he disfrutado ha sido el final, las últimas cien, ciento cincuenta páginas, porque la prosa adquiere más velocidad y los hechos se suceden con más intensidad. Aquí disfruté y mejoró mucho mi opinión sobre el libro. Me gustó bastante ver que la historia no es tan light como en la película, y que las desgracias llegan y no se puede hacer nada. Ciertas coincidencias y soluciones me sorprendieron mucho, y hubo un reencuentro que me conmovió, pero me esperaba algo más, más detalle, más información, más futuro. Aún así, es un buen cierre para la historia.
¿Os lo recomendaría?
Bueno, no ha sido mi mejor lectura de la historia, me he enfrentado a ella con reticencia y mi opinión ha mejorado notablemente, aunque es cierto que por culpa de la película, no conseguí disfrutarla como se merece. Hay puntos, como la narración desde el punto de vista de la muerte (con los avances sobre lo que va a suceder, o anotaciones que ralentizan el ritmo de lectura), o mi incapacidad para conectar con los personajes la mayor parte del tiempo (solo Rudy y Max son la excepción), que me han gustado y disgustado a la vez. Lo que no voy a negar es que tiene una prosa muy elegante, cómoda de leer, sí, pero embellecida con muy buen gusto; hay buenas descripciones, y diálogos interesantes. Está, por supuesto, el aliciente del robo de libros, que para los amantes de la lectura puede suponer un punto muy interesante a la hora de decidirse. Lo que si estaría bien que hicieseis es meteros en el libro sin prejuicios y, en caso de haber visto la peli, evitar hacer comparaciones constantes entre escenas. Entonces, probablemente, os guste mucho.
 
PD) No sé si habréis visto la película, pero os aseguro que se parece bastante poco al libro. Obviamente, mantiene las líneas generales de la historia y todo eso, pero es mucho más blanda, más infantil. Se han suprimido todas las escenas violentas que aparecen en la obra de Zusak (y, aunque tiene una calificación por edades de +13, la podrían ver niños pequeños sin escandalizarse), y los personajes son todos unos santos, eliminando partes del libro que nos muestran otras facetas de los protagonistas. Además, vemos una peli que se llama La ladrona de libros, y Liesel apenas roba tres o cuatro libros en el filme, mientras que en el libro el número es bastante mayor y los escarceos, más notorios.
¿Habéis leído el libro? ¿Conocéis la peli? ¡Soy toda oídos!
Anuncios

28 comentarios en “Reseña: La ladrona de libros, de Markus Zusak

  1. ¡Hola! Recuerdo que lo leí hará un par de años y que me lo terminé en apenas una semana porque me atrapó de mala manera. Lo cierto es que recuerdo muy poco porque era bastante nuevo por entonces. Quizás si lo leyera ahora lo vería con distintos ojos pero para mi fue una lectura genial en su momento.
    Me alegra ver que te gustó aunque no tanto como a mi.
    Un beso y gracias por la reseña. Tengo pendiente la peli, a ver si la veo pronto ^^

    Me gusta

  2. Hola!! Es mi lectura actual. Yo también he visto la película antes que el libro (cosa que me desagrada, prefiero hacerlo al revés). Estoy disfrutando bastante con esta lectura. Lo que me falta es tiempo, siempre leo por las noches cuando acuesto a mi niña y me quedo dormida antes que ella (y eso que tiene solo dos meses…). jejeje Besosss

    Me gusta

¿Quieres comentar algo?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s