Reseña: Jesús me quiere, de Davier Safier

¡Buenas! ¿Qué tal el finde carnavalero? Espero que lo hayáis pasado bien y que hayáis recargado fuerzas :3 Yo os traigo una reseña de una lectura ligerita que me pareció bastante chocante. ¿Conocéis Jesús me quiere?

Marie tiene un gran talento para enamorase del hombre equivocado. Poco después de que su boda haya sido cancelada, conoce a un carpintero. Es un hombre diferente a todos los que ha conocido antes: sensible, atento, desinteresado. Desafortunadamente, en su primera cita él le confiesa que es Jesús. Al principio, Marie piensa que está completamente loco, pero poco a poco se da cuenta de que su historia es cierta. Se ha enamorado del Mesías, que ha venido a la Tierra poco antes del Juicio Final. Marie deberá hacer frente no sólo al fi n del mundo, previsto para el próximo martes, sino a la historia de amor más descabellada de todas las que ha vivido.


Mientras buscaba lecturas ligeras en Goodreads me encontré con David Safier. Este autor alemán me era totalmente desconocido, pero vi buenas críticas de sus libros, especialmente de Maldito Karma (libro cómico) y de 28 días (novela sobre el levantamiento del gueto de Varsovia),y decidí buscar algo suyo. En la biblioteca me encontré Maldito Karma y este que os reseño hoy, y, tras mucho dudar, elegí este, porque la sinopsis ya me pareció de lo más surrealista.
Jesús me quiere nos cuenta el regreso a la Tierra de Jesús, que vuelve convertido en Joshua, un carpintero falto del sentido de la ironía, que intenta comprender a la humanidad para afrontar el Juicio Final. En Malente, una ciudad alemana, vive Marie. Está a punto de casarse con Sven, un buen hombre que le da masajes deliciosos en los pies. Sin embargo, el día de la boda, se arrepiente y lo deja plantado. Y, entre lloros y arrepentimiento, Marie conoce a Joshua, contratado por su padre para arreglar las goteras del techo que empapan el antiguo cuarto de Marie. No tarda en sentir curiosidad por ese desconocido de voz profunda y tranquila, y trata de llegar a él, aunque sin demasiado acierto, porque no está muy segura de como hacerlo. Tras su primera cita, Marie tiene algo claro: está colgada del Mesías, y tiene un motivo muy importante para haber regresado a la Tierra.
Bueno, como veis, estamos ante una historia… Sorprendente, por supuesto. Que el Mesías sea el protagonista de nuestro libro ya lo hace interesante, porque la religión suele ser un tema complicado de tratar, y mucho menos si hablamos de la cabeza de cartel de la religión. Que el Mesías sea el protagonista de un libro que trata a su personaje con humor es mucho más interesante.
Cuando empecé a leer, me pareció una historia buena. Es cierto que es alocada, que hay partes que no son muy coherentes, pero consigue enganchas y divierte. Desde la primera página. Está llena de chascarrillos, de juegos de palabras muy bien elegidos y de escenas creadas para provocar carcajadas. Muchas carcajadas.
En mi imaginación vi a mi padre llorando de nuevo entre mis brazos. Y, como no podía soportar esa imagen, le pedí a Swetlana que se volviera a Bielorrusia. O que se perdiera en Siberia. Eso enfureció a mi padre. Me gritó. Yo intenté explicarle que se aprovecharía de él. Todavía me gritó más. Yo me sulfuré. Como yo me sulfuré, él se sulfuró. Y entonces se oyeron comentarios como lagarta de vodka, hija desagradecida y papa Viagra
 La narradora es la propia Marie, pero a veces hay otras narraciones entre capítulos, en las que nos son presentadas las andaduras del Demonio, de Jesús cuando no está con ella o del Ángel Gabriel. La prosa es sencilla y el lenguaje, muy claro. Además, es cortito y se lee volando, porque, pese a que la trama es muy básica, tiene ese punto de morbo por el tema de Joshua y por ese supuesto Juicio Final que hace que queramos ver que se saca de la manga el autor.
No obstante, el comienzo me dio mucho más de lo que me encontré a lo largo del libro. Me explico: empezamos bastante fuerte, con un humor fresco y entretenido, pero después he sentido que va decayendo. Sigue habiendo los que yo llamaría puntazos, pero llega un momento en que esa gracia deja de hacer efecto y simplemente nos enfrentamos a la narración, que es ingeniosa pero que tampoco innova excesivamente.
Además, ha habido momentos en que he sentido que estaba leyéndome una de las novelas que ahora consideramos chick-lit. Una protagonista que reniega del amor y de los hombres, torpe en las relaciones de familia y en cualquier otra relación social y que, de repente, encuentra a su complementario perfecto, pero, claro, no todo es tan fácil como debería. Sé que tenemos un autor y no una escritora detrás de las páginas, pero ha habido momentos en que he sentido que estaba frente a una historia de amor sin más, y me daba la sensación de haber perdido la esencia humorística con la que había empezado.
Sobre los personajes no hay demasiado que mentar, ya que no se hace especial hincapié en su personalidad. Marie me ha parecido una protagonista bastante buena, pero hay momentos en que me han dado ganas de estrangularla. Tiene 34 años, pero actúa como si tuviese 15, y tan solo su hermana consigue que reaccione como debería y ordene sus ideas. La visión de Jesús no es muy exagerada y el autor no se moja demasiado, pero sí que se centra en su bondad eterna, su capacidad de perdonar y de enseñar a perdonar, su dominio de los Salmos… Y en la incapacidad para detectar la ironía, lo que ocasiona varias escenas cómicas. Lo que sí remarcaría es la naturalidad con la que se nos mezcla historia llamémosla verídica con la propia ficción del libro, al mencionar a la Virgen María, a José o María Magdalena.
-¿¡Jesús?!- A Kata le dio un ataque de risa durante el desayuno y yo me enfadé por haberle contado la cita del día antes. Al cabo de un minuto largo, por fin paró de reír y, de repente, me miró más seria que un palo-. ¿Ya te has hecho el test de embarazo?
– ¡No me acosté con él!-contesté indignada.
– Pero bien que existe la inmaculada concepción. – dijo Kata, y volvió a troncharse de la risa.
Respecto al final, cabe decir que es donde aparece el momento más surrealista de toda la obra. El Juicio Final enfrenta a Dios (que ha enviado a Jesús como representante divino) y al Demonio/Diablo/Belcebú/Lucifer/Comoqueráisllamarlo. La elección de los Cuatro Jinetes del Apocalipsis es meridianamente graciosa, y la transmutación del Demonio para convertirse en George Clooney o Alicia Keys también le da un puntito.
Eso sí, después de tanto lío celestial, yo me esperaba algo más intenso o un cierre más trascendental…
 
¿OS LO RECOMENDARÍA?
Bueno, a pesar de que le he dado 3 estrellas de 5, lo que vendría siendo algo más que un aprobado rascado, creo que es un libro que, aunque divertido, no es lo suficientemente extremo como para que realmente vaya a marcar un antes y un después en vuestra percepción humorística. David Safier sabe lo que se trae entre manos, sí, y ha exprimido el tema de lo lindo. Así que lo dejo totalmente de vuestra mano, porque el humor de cada uno es un mundo, y lo que yo puedo disfrutar, a vosotros puede resultaros terriblemente aburrido. Y viceversa.
  
 
No sé si lo sabréis, pero hay una película de este libro. Lamentablemente, esta producción alemana, ha pasado sin pena ni gloria por las carteleras y creo que no ha llegado a España. (Y si lo ha hecho, está claro que no ha tenido mayor relevancia). Pero, si tenéis un alemán lo suficientemente fluido para afrontarla, y os ha entrado curiosidad por la reseña, me imagino que no puede ser una idea muy descabellada.
¿Conocíais al autor? ¿Habéis leído algo suyo? ¡Soy toda oídos!
Anuncios

13 comentarios en “Reseña: Jesús me quiere, de Davier Safier

  1. Tu reseña me ha recordado mucho a un libro que me leí el año pasado, se llama “Dios vuelve en una Harley”, y hay una reseña en mi blog, por si te apetece pasarte a leerla 🙂
    En cuanto a este, “Jesús me quiere” no me llama especialmente la atención, al menos por ahora, y el autor tampoco.
    Besos,
    Chin~

    Me gusta

  2. Yo es que lo intenté con Maldito Karma y lo dejé a medias. No porque fuera malo o me aburriera, porque ni una cosa ni la otra, pero no me terminó de gustar y sentí que no me merecía la pena seguir leyendo. Culpa mía, seguramente, porque tengo una cosa rara y es que me encanta reírme y las comedias, pero los libros que son puro humor no me gustan nada de nada (ni siquiera Pratchett, con eso te lo digo todo). Así que como que a este autor lo tengo ya para los restos en la lista de “no tocar” :((

    Me gusta

  3. Ay pues tiene pinta de ser divertido jajaja
    Seguramente yo me moriría entre ataques de risa, así que voy a ver si lo encuentro en la biblioteca. Me apetece algo de humor y tiene pinta de leerse rápido.
    Sobre la peli me ha matado la portada, ojalá sea una peli mala de antena 3 algún día jajaja Cosas peores se han visto.
    ¡Un besín!

    Me gusta

¿Quieres comentar algo?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s