¿Y tú qué piensas?

¡Buenas!

 Después de tanto anuncio, ya estamos en la Let’s Think Week (que suena igual de profesional que la Madrid Fashion Week  ツ). Para empezar, tal y como os dije, tenemos un Book Tag que tiene tanto de Book Tag como yo de rubia (vamos, ni un pelo). Pero había que nombrarlo de alguna manera y mi inspiración suele pecar de vaga cuando la necesito. Básicamente van a ser una serie de opiniones no muy extensas sobre literatura y géneros literarios que últimamente están On Fire!.
Vamos allá.

Los temas a tratar van a ser los siguientes: * Ebook o papel, *Romántica tradicional o Chick Lit, * Distopías modernas o siglo XX, *Machismo en la literatura, y * Libro o película. Sí, ya sé que son bastante cliché los puntos que he elegido, pero están tan de moda que han terminado por llegar a mí y hacerme pensar un pelín. A ver qué sale de este post.

EBOOK o PAPEL

Es inevitable pensar, hoy en día, en la literatura sin detener la mirada en esa especie de competición entre lo tradicional y lo moderno. Han sucumbido a la era digital las películas, han sucumbido las canciones, han sucumbido las series, pero… ¿Y los libros?

En apariencia la literatura es uno de los pocos artes que está resistiendo al auge electrónico. La llegada de los ebooks está marcando, pero el mercado en papel resiste de momento (con bastante más suerte, a priori, que la que tuvo, por ejemplo, el CD frente a los MP3s). Y es que, a fin de cuentas, las canciones no importa donde las tengamos almacenadas, lo fundamental es poderlas escuchar, pero un libro… Quizás muchos dirán que tanto da leer en una pantalla a hacerlo pasando páginas.  En un ebook podemos tener cientos de títulos que van a ocupar unos pocos megas, mientras que, en papel, necesitaríamos estanterías y estanterías. Por no hablar del precio… Yo, personalmente, recurro al digital porque es más barato y hay muchos libros autopublicados de autores noveles que permiten ampliar mi horizonte de lecturas, pero si hay una obra que deseo leer con todas mis fuerzas, siempre trato de conseguirla en papel.
Manías o no manías, pero para un lector, más allá de conocer historias, poder disfrutar de una lectura en físico, y doblar páginas o no doblarlas, llenar de anotaciones las páginas y luego arrepentirse, derramar café sin querer, oler ese aroma a nuevo o a humedad, según sea el caso… Estas nimiedades pueden significar tanto que son las que están manteniendo a los libros físicos vivos.

ROMÁNTICA TRADICIONAL o CHICK LIT
Hace mucho que le he ido cogiendo tirria a la literatura romántica pura y dura. Historias con algún romance, sí; pero historias con alguna otra cosa aparte del amor, buf... Aun así, si un libro envuelve bien esa historia romántica, puede que llegue a gustarme, a encantarme.  En los últimos 10 o 15 años ha invadido la palestra un género que se ha denominado como Chick-Lit. Literatura por y para mujeres. Protagonistas que se han convertido en cliché (desenfadadas, poco afortunadas en el amor y en las relaciones con la familia y trabajo) y una técnica sencilla pero que ha enganchado a millones de lectoras en todo el mundo. A la novela rosa, la romántica tradicional, le ha salido un duro competidor. Ya no se llevan tanto los amores platónicos, ni esos romances estelares y repletos de lírica. La mujer que está triunfando en la literatura es la que representa con bastante más fidelidad a las féminas reales, las que se pasean por las calles hoy en día.
Obviando mi reticencia para con ambos géneros, me quedo  con el Chick-Lit. Eso sí, con condiciones. No puedo leer más de un libro cada ¿seis meses? Si lo hago me entra un empache y ya acabo odiando a la autora, a sus personajes y a todo lo relacionado. Para más señas, es lo que me sucedió con Megan Maxwell. Leí varios libros suyos en un periodo de tiempo limitado y ahora solo es escuchar su nombre y se me quitan las ganas de probar lo que sea que haya publicado.
Y, claro, si cae en mi manos alguna ficción femenina de renombre, intentaré apreciarla y dejar que mi insensibilidad se vaya de vacaciones durante la lectura.
DISTOPÍAS: modernas o s. XX
Igual que el Chick-Lit, las distopías han invadido las librerías en cuestión de pocos años. Pero este género no es novedoso en absoluto. ¿Habéis oído hablar de 1984 o de Un mundo feliz? Dos de las obras cumbre de la distopía, y ambas publicadas en el siglo pasada. Ahora, sin embargo, apreciamos rasgos distópicos sobre todo en la literatura juvenil. Los Juegos del Hambre, Divergente, Delirium… Sagas que están triunfando por haber “innovado”, supuestamente, en los libros juveniles y que están aprovechando el tirón.
No obstante, hay muchísima diferencia entre las distopías de ambas épocas. De la crítica de Orwell a la cruel diversión de Suzanne Collins. Quizás por estar de moda las modernas, haber triunfado en la gran pantalla con su adaptaciones o contaminado el mundo con su merchandaising, son las más criticadas (negativamente) por literatos de renombre y revistas especializadas. Hablan de personajes poco profundos, ambientes de copia y pega, regímenes de risa… Pero obras como la ya mencionada 1984, Farenheit 451, La larga marcha o El fugitivo, son defendidas a capa y espada.
He probado varias de las que os pongo como ejemplo. La de Orwell la tengo a medias, La larga marcha de King la traje reseñada, Los Juegos del Hambre y Divergente también…
En general, me entretuvieron en mayor o menor medida. La distopía es un género que me gusta, aunque peca (en las sagas juveniles) de centrarse demasiado en los romances, sin mostrar esa sociedad en profundidad ni dar mucha importancia a los poderes opresores. Puede que esa sea la china en los zapatos del género en la actualidad. Y, por supuesto, las similitudes entre obras, que ya no sorprenden al lector como debieran.
 
MACHISMO EN LA LITERATURA
Podría pasarme veinticinco entradas hablando de esto. Y poniéndoos quotes diferentes en cada ocasión.
Los personajes masculinos y femeninos están muy estereotipados, eso no es ninguna novedad. Tenemos al chico guapo e irresistible, al chico tímido e irresistible, al geek irresistible, al amigo gay… Y luego tenemos a la chica guapa e irresistible, a la chica tímida pero irresistible… Arquetipos que se repiten y que, tristemente, encontramos en un porcentaje muy elevado de los libros. Hay que bucear mucho y en muchos autores para poder encontrar protagonistas reales que se acerquen lo menos posible a estos puntos tan cliché. (Por si no os habíais dado cuenta, me encanta la palabra cliché). Y, la razón por la que este asunto se ha puesto en boca de todos la encontramos, principalmente en la literatura juvenil. Libros con personajes masculinos posesivos y controladores que son dejados hacer por los personajes femeninos, habitualmente indecisas, tímidas, torpes (idiotas, vamos). Y todo esto ha venido a colación del fenómeno 50 Sombras. Cómo no. Se ha dicho que estas relaciones tóxicas pueden afectar a la adolescencia, que no son buenos ejemplos para nuestros jóvenes… Comparto esta opinión, sí, pero no al completo. Es cierto que mostrar este tipo de relaciones no es el mejor ejemplo, y que hay casos en que se ridiculiza la figura de la mujer y se magnifica la masculina así como así, pero no deja de ser literatura. En los libros se escriben esas historias que en nuestra realidad no suceden (o no debería suceder), pero que sí lo hacen en esa realidad alternativa de papel…
A veces somos demasiado susceptibles, creo yo.
Que se fomente el machismo (como se ha llegado a decir) me parece una verdadera barbaridad. Si se suavizaran esas parejas, esos comportamientos (o si fueran excepciones, en vez de la regla general), las relaciones serían más creíbles y menos problemáticas,  me parece bien; pero de todo tiene que haber en esta viña de la literatura… Queda en mano de los lectores (que son los que hacen importante a un libro) quitarle hierro al asunto u oxidarlo.
LIBROS o PELÍCULAS
No por nada en este blog suelo dedicarme a reseñar libros. Así, dejándolo caer. ¿Libros o adaptación cinematográfica? Gran dilema, ¿no? Últimamente, muchos libros han logrado la fama tras haber caído en Hollywood, así que es casi impensable imaginar el cine tal y como existe de no ser por los geniales guiones adaptados. El resplandor, El señor de los Anillos, Harry Potter, El Pianista, Forrest Gump, El silencio de los Corderos, La lista de Schindler, El Padrino, Matar a un ruiseñor, Casablanca… Todas ellas grandes películas que tienen como base un libro.
Sin embargo, y muy a pesar de los cinéfilos, yo me quedo con el libro en el 98% de los casos. Hay algunas películas que hacen que el libro parezca basurilla, pero la mayoría, por muy buenas que sean (y por mucho que yo las disfrute) se dejan muchas cosas en el tintero (algo inevitable, por supuesto. No es fácil resumir 600 páginas en 2 horas y cuarto de película). Así que yo soy de las que primero se lee el libro y después ve la película. Y compara. Y si estoy muy enamorada de la historia, me enamoro también de la película. No soy muy objetiva con el cine.
 Y hasta aquí esta entrada inmensa y tan poco booktaguérica como os prometí. Espero que os hayan gustado mis autopreguntas-respuestas. 
Estoy al tanto de vuestros comentarios.
Anuncios

16 comentarios en “¿Y tú qué piensas?

  1. ¡Hola! Me has dado que pensar, la verdad. Aunque no estoy de acuerdo contigo al 100% en lo que dices si que comparto un montón de cosas que has comentado. Tampoco es plan de enrollarme aquí un montón así que no comentaré punto por punto. Sobre el tema del machismo si que creo que hay que ir con cuidado. Tienes razón cuando dices que es literatura y que no deja de serlo. Pero creo que libros mmm yo que sé como “After” según he oído decir, se centra en una relación muy pero que muy tóxica. El problema es que este tipo de libros, que es más para el público juvenil, enfocan esta relación como algo bueno, romántico y envidioso. En fin, ya se sabe que no se puede tener todo.
    Ah y en el apartado del cine, 10/10, ahí si que coincido contigo ^^
    Un beso guapa!

    Me gusta

  2. ¡Hola! La verdad es que lo del sexismo en la literatura da para mucho. Pero bueno, el problema ya no es que se nos describa ese tipo de relaciones, sino que los más jóvenes no sepan diferenciar lo que está bien de lo que está mal, y cuáles son conductas a imitar o cuáles son para imitar.
    Un besote y mil gracias por pasarte. ^^

    Me gusta

  3. Hola!! me ha gustado muchísimo el book tag, la verdad es que coincido contigo, sobre todo en la parte de los formatos de lectura (me pasa como a ti, que si me gusta mucho un libro tengo que tenerlo fisicamente en mis manos o no me quedo a gusto ^^), y también en el machismo incondicional que tienen como base algunos libros (y me voy a poner un poco Patricia Arquette en esto) ¿a caso no hemos demostrado ya en varias ocasiones que tenemos más cerebro que muchos tíos? A veces los escritores confunden “buena chica” con “pardilla santurrona” y eso me toca un poco la… moral.

    besos ^^

    Me gusta

  4. Hola! Me ha gustado mucho este booktag/reflexión.
    Sobre el formato de los libros, suelo leer más en ebook por el ahorro de dinero y comodidad, pero los libros españoles o autoconclusivos me gusta comprarlos y así no dejo de consumir. No me declaro fan incondicional de las distopías puesto que solo he leído unas 3 de sagas, simplemente me gustan, aunque creo que se está abusando de ellas últimamente.
    Respecto a lo del machismo coincido contigo. Reconozco que me gusta leer ese tipo de relaciones, pero creo que lo crucial es saber diferenciar la ficción del libro a la vida real. Es un tema bastante criticado por que se sueñe cubrir con amor, pero creo que si sabemos diferenciar no hay problema.
    Y soy de las que se queda con el libro en la mayoría de los casos, pero muchos los conocí gracias a las películas, así que no me importa leer el libro antes o después (preferiblemente antes). No me gusta presionarme con una fecha exacta.
    Un beso!

    Me gusta

  5. ¡Hola! me ha gustado mucho ^^
    La verdad es que comparto tu opinión en la mayoría de los casos, yo soy de chick-lit ocasional pero no soporto romántica tampoco 🙂 y en cuanto al machismo, creo que el problema es que ahora hay tantos libros que fomentan eso (casi todo el boom erótica) y tantas chicas que no tienen ni idea de hombres que los leen bien porque son tontas y no tienen ni idea en general, bien porque simplemente carecen de la madurez necesaria todavía y no han experimentado lo que es una relación de verdad, que no se dan cuenta de que ese tipo de relaciones son degradantes para una mujer en la vida real. Todo es posible dentro de la ficción, pero en esos casos puede ser bastante peligroso.
    ¡Un beso! Meri

    Me gusta

  6. Ebook o papel Para esto soy muy práctico: papel para leer en casa y ebook en medios de transporte. Además, como bien dices el ebook nos permite ahorrar espacio y unos cuantos eurillos a parte de descubrir autores que se autopublican.
    Romántica tradicional o chick Lit La verdad es que no soy ni de una ni de otra, pero he leído unas cuantas del chick Lit y he de reconocer que en ocasiones son muy interesantes, aunque haya tonterías como las dos primeras entregas de Bridget Jones… aunque reconozco que me reí mucho leyendolas.
    Distopías: modernas o s.XX También opino que muchas distopías de los últimos años abusan del romanticismo, matando así la crítica inherente a este subgénero y haciendo que sea tan criticado últimamente.
    Machismo en la literatura Personalmente me pone de los nervios ver a chicas jóvenes, inteligentes y supuestamente independientes y concienciadas afirmar que disfrutan con sagas como 50 sombras de Grey, Crepúsculo o A 3 metros sobre el cielo, donde se perpetua el cliché de la mujer débil y dependiente enamorada del macho dominante.
    Libros o películas ¿Y por qué no las dos cosas? Las adaptaciones literarias no tienen la obligación de trasladar a la gran pantalla el libro página por página, son medios y lenguajes distintos. Las imágenes de la adaptación deben estar reforzadas para que hablen por si mismas, sin la necesidad de haber visto antes el libro y evitando reiteraciones o momentos que en un libro funcionan pero que en el cine no.

    Me gusta

  7. ¡Hola!

    Me ha encantado la entrada.
    En cuanto a lo de e-book o papel, me pasa un poco como a ti: hay libros que los leo en e-book por ser más económicos, pero los libros que me encantan, los que quiero tener a toda costa o los que sé que me van a gustar, los quiero en PAPEL.

    A mí la romántica me gusta, pero si leo muchos libros seguidos románticos me saturo y termino odiándolos, como tú xD Sinceramente el género chick-lit no me gusta demasiado, Megan Maxwell no me gusta nada… si tengo que elegir, me quedo con la romántica tradicional.

    Y en cuanto a las distopías, la verdad es que me encantan todas. Bueno, no todas. A ver, hay obras como 1084 o Un mundo feliz que me ENCANTAN, pero hay sagas juveniles como Delirium, por ejemplo, que también me maravillaron. Lo malo de este género en la literatura juvenil es que todas las distopías son iguales. Es por eso por lo que he terminado hartita del género.

    ¡besos!

    Me gusta

  8. Muy chulo el blog tag!

    Yo prefiero papel, aunque desde estas navidades tengo el ebook! Simplemente el ebook me permite ser menos selectiva y poder leer algo más… es que en casa ya no entra mucha más cosa, jajaja!

    Me gustan las historias románticas siempre que estén dentro de otro genero come puede ser la historia, la ciencia ficción, la intriga… pero la novela romántica pura y dura me cuesta y como tu no puedo leer mucho ya que si no la acabo odiando! Me pasó con Moccia, me leí A3MSC y Tengo Ganas de tí, pero al leer perdona pero quiero casarme contigo pensé que moría de aburrimiento y repetición! Más de lo mismo!

    Me gusta el género distópico pero creo que últimamente han aparecido demasiados libros y algunos son un poco patéticos.

    El machismo siempre esta presente en la literatura porque ha estado y está presente en la sociedad. En libros actuales es más difícil de encontrar pero antes era mucho más común. Será por eso que me encantan los libros donde la heroína es mujer más que cuando son hombre, jejeje

    En cuanto a libros o películas… bueno soy muy cinefila y me suelen gustar ambas siempre y cuando sean lo suficientemente fiel aunque casi siempre sea mejor el libro.

    Un saludo!!!

    Me gusta

  9. En cuanto a uno de los temas que tratas, el machismo en la literatura, bueno, por los ejemplos que pones te centras en un tipo de literatura. No toda es así afortunadamente. Pero sí es verdad que se están ya no manteniendo sino potenciando ciertas actitudes. Y muy preocupante el escaso carácter crítico, en la mayoría de los casos, de los lectores jóvenes. Devoran sin un pensamiento crítico. Me estoy enrollando mucho, lo siento. Estupenda entrada.
    Besos,

    Me gusta

  10. ¡Hola!

    Pues coincido contigo en bastantes cosas, por ejemplo: me gusta mucho leer en formato digital, aunque más que por motivos de gustos, es por motivos económicos (obviamente) xD además de que pesa mucho menos, caben más libros y demás…pero lo principal es que es más barato (?) y el último año leo mucho más en digital que antes.

    De las siguientes preguntas, yo creo que preferiría la romántica chick lit y las distopías modernas. Admito que hasta el año pasado no solía leer distopías, era más de libros románticos (y sigo leyéndolos, obviamente) pero desde que leí Divergente y me gustó, empecé a leer más distopías, hasta la fecha ^^ esos, y más géneros.

    ¿Lo del machismo en la literatura? Sin comentarios. Hay muchos libros que fomentan esto y, aunque he leído la trilogía de 50SDG y me gustó mucho, coincido contigo. Una cosa no quita la otra, por supuesto, pero últimamente nos ponen en los libros a protagonistas tontas, sin personalidad, sin amor propio…no sé…Un claro ejemplo es la saga After (que no he leído y si la leo es por pura curiosidad) pero la tachan de machista y demás “piropos” xD

    Y…¿libro o película? Pues como bien dices, depende 🙂 Hay muchas adaptaciones que me encantan (Harry Potter, El señor de los anillos, El corredor del laberinto, El niño con el pijama de rayas, Perdona si te llamo amor, entre mil adaptaciones más) pero claro, me quedo con los libros :')

    ¡Un beso!

    Me gusta

  11. No he probado el chick lit, pero vamos, no me atrae ni un poquito, así que dudo que lo haga. Me gustan las distopías, pero las clásicas, básicamente porque con las modernas juveniles no me he estrenado y no sé si lo haré…
    Besos!

    Me gusta

  12. ¡Hola!
    Pedazo entrada, un gusto leerte Chincla 😛
    A ver, por donde empiezo, pienso lo mismo que tú con los libros digitales, la verdad es que es una gozada tener un montón de libros en algo chiquitito, que no pesa, le puedes llevar a cualquier sitio, es más barato… en fin ventajas infinitas. Y esto lo digo porque llevo como un año leyendo en el kindle sin parar, y en navidad cuando me hice con unos libros físicos, me costaba horrores ponerme a leer, ¿soy muy exagerada si digo que me dolían las muñecas? xDD no sé, como que no encontraba postura :S Aún así, libro que me encante, pienso igual, recorro tierra, cielo y mar si hace falta para tener el físico en mi estantería 😀
    Las otra dos fáciles, chick lit forever, yo no era nunca de romántica tradicional, me parecían unos pestiños alucinantes, y cuando descubrí este género me encantó lo desenfadado, ameno y divertido que es; eso sí, coincido contigo, yo puedo leer uno cada 9-10 libros diferentes que lea de otro género, porque son libros que coges manía o te aburren ya que todos están por el mismo patrón.
    Las distopías actuales siguen no siendo de mi agrado, es cierto que me han llegado a agradar, pero aún les queda mucho, solo se quedan en mí historias originales como enders y tipos así, las demás que he leído ni las recordaré. Eso sí, Un mundo Feliz, Farenheit, 1984… son un MUST.
    Sobre el machismo poco tengo que decir, creo que los libros siguen siendo eso, libros. No tienen por qué cambiar a nadie ni fomentar cierta actividad, con esto por ejemplo el fenómeno 50 sombras ya que lo has mencionado, ¿eso va a hacer que todas las parejas del mundo se pasen al sado? Pues sinceramente algunas lo probarán, pero las demás continuarán su vida sexual como siempre xDD
    También es normal que en las novelas se nos describan a protagonistas guapos, siempre es mejor imaginarte a un chico guapote que a uno que no, pero eso lo pienso yo y creo que todo el mundo xDD
    Y en lo último también concido (¡choca!) me encanta que haya adaptaciones tan bien hechas, como algunas de las que has citado, Harry Potter, el señor de los anillos, el hobbit, son películas que te encantarán verlas una y otra vez, y soy de las que prefiere leer un libro antes que ver la peli (y más ahora que parece que hacen todas) por ejemplo DUFF, se que sale la peli porque sigo a Robbie en el face, y tengo ganas de verla, pero prefiero leer el libro antes.
    ¡Y bueno! Dios, que comentario jajajajaja espero que no te mueras leyendolo xD besitos ❤

    Me gusta

  13. Muy chulo el tag.
    Entre ebook y papel prefiero el papel, pero el ebook es muy cómodo para llevártelo fuera de casa.
    El género romántico no es mi fuerte, pero si alguno cae es Chick Lit, por la clase de mujeres protagonistas.
    Distopías me gustan todas, antiguas o modernas, sin embargo las modernas me gustan más porque normalmente las mujeres tienen un papel protagonista o sino forman parte de la acción, no están relegadas a un segundo plano. Sin embargo, como dices, creo que le dan mucha importancia al romance, quizá por el punto de antes y es una equivocación, en mi opinión, no por que haya mujeres éstas tienen que enamorarse…en fin!
    En cuanto al machismo en la literatura no lo has podido decir mejor, es un tema muy amplio pero creo que lo has explicado muy bien. Siguen existiendo estereotipos, pero también pienso que no por ello fomentan nada, es decir, yo he leído 50 sombras y no por ello en la vida real dejo que me azoten (otro punto Anastasia lo consentía no era obligada a nada) porque no me va el rollo, aunque si me gustara no significaría que fuera machista etc etc solo disfrutaría el sexo de otro modo…es un tema muy amplio la
    verdad. Pienso que los libros son puertas a situaciones que no vivimos en la realidad y no porque vayamos a leer un libro de una forma u otra vamos a cambiar nuestra personalidad o imitar a esos personajes, hay que saber diferenciar.
    Y libros o películas, amo a ambos me encanta el cine también así que cada cosa en su momento, son ideales ambos. En cuanto a las adaptaciones, me gusta ver como esos personajes que me han emocionado en las páginas cobran vida en la pantalla, aunque a veces no sea tan fiel al libro, casi siempre me gustan 🙂
    ¡Besotes!

    Me gusta

  14. A ver, por partes.

    1. Prefiero el libro físico mil millones de veces más que en digital. Soy persona de costumbres, mucho, y cuando algo me gusta me cuesta la vida que algo lo sustituya. A mí las ventajas del libro digital me parecen muy monas ellas, pero a mí que no me quiten mi libro en papel porque es con lo que realmente me siento bien cuando leo, y he leído mucho en digital, pero es una caca, con perdón, para mí, en comparación con el libro físico. Que sí, que pesa más y es más caro, cierto, pero me gusta pasar las páginas, tenerlo en mi estantería, marcarlo, ponerle possit y todas esas cosas 🙂

    2. En este apartado no diré nada porque son los géneros que nunca leo. No me gustan nada :-/

    3. Aquí no me gusta tener que decir que las del s. XX pero es que las de ahora son carne de “vamos a llenarnos los bolsillos de billetes”. Excepto LJDH, que me parece una buena distopía, las demás que he leído no me acaban de convencer. Eso por no hablar que hoy en día se le llama distopía a cualquier cosa. Divergente, por ejemplo, no considero que sea una distopía. ¿Dónde está ahí la crítica? Es un libro de cc ficción, pero no una distopía, al menos eso pienso yo.

    4.Este es un tema muy escabroso del que no se pude hablar sin levantar ampollas y sin que te se te echen al cuello. La verdad es que en los libros que suelo leer no hay machismo. El género dónde más veces he visto criticado esto es en el erótico, lo cual es irónico porque son las mujeres las mayores consumidoras… Eso da que pensar, pero en fin, no voy a ser yo quien le diga a nadie en lo que debe gastarse el dinero.

    5. Creo que son experiencias muy diferentes que se disfrutan de manera distinta, pero entiendo a lo que te refieres y no me quedo con una cosa ni con la otra. En algunos casos el libro me hace disfrutar más, en otros casos es al contrario. Normalmente, si el libro me ha gustado mucho, es muuuy difícil que la película supere esa sensación, pero también me pasa justo lo opuesto. Con el Resplandor, por ejemplo, que sé que el libro jamás llegará a proporcionarme el “placer” que me proporciona la película.
    Un caso inverso y reciente es el de Perdida, de Gillian Flynn. La película no está mal, pero comparada con las sensaciones que produce el libro no vale mucho.

    Interesantes cuestiones 🙂

    Me gusta

  15. ¡Hola! Me ha encantado el book tag y también tus respuestas y explicaciones *-*
    Prefiero el libro físico (mil veces), aunque realmente quiero tener un ebook porque me sería muy práctico; sobre romántico o chick lit no lo sé, no suelo leer eso…; AMO las distopías; no me gusta el machismo en los libros porque creo que lo fomenta en la vida real; y por último, entre libro y película, elijo mil veces el libro (aunque hay muchas adaptaciones cinematográficas son geniales).

    Te nominé al book tag “¿Este o Este?”, es muy entretenido así que ojalá puedas hacerlo –> http://on-another-world.blogspot.com/2015/02/book-tag-7-este-o-este.html

    Me gusta

¿Quieres comentar algo?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s