Reseña: Todo lo que podríamos haber sido tú y yo si no fuéramos tú y yo

¡Toca volver con las reseñas! Hoy os traigo la de un libro de Albert Espinosa, un libro corto que se lee volando, pero que me ha dejado algo contrariada. Leed más abajo y os enteraréis del porqué.

 


¿Y si con solo mirarte pudiera desvelar tus secretos más profundos?
¿Y si con solo mirarte pudiera sentir con tu corazón?
¿Y si en solo un instante fuera posible saber exactamente quiénes somos el uno para el otro?


 

 Utilicemos el sarcasmo.
Un día transcribiré las diatribas que me planteo y autodedico cuando no puedo dormir y conseguiré que una editorial publique estas divagaciones nocturnas. La gente lo leerá y pensará: ¿Esta mujer preferirá la maría o será más de coca?
Cerremos este inciso sarcástico.
Tras esta salida de tono tan necesaria absurda, me pongo seria, porque toca reseñar. Reseñar un libro corto, de título apetecible y que parecía una opción amena para digerir las reflexiones murakamianas daba la impresión de ser entretenido y sencillo. Además, Albert Espinosa era uno de esos autores a quienes tenía muchas ganas: había dejado pasar Brújulas que buscan sonrisas perdidas, y la inminente publicación de El mundo azul. Ama tu caos., me hizo quitarle las telarañas a este librito y decidirme a leerlo. [Ñiaaammm, Ñiaaaaamm] Ese fue mi cerebro asimilando todo lo que se supone que pasa en esta historia.
Os pondré en situación (pero en situación de la misma manera que nos pone el libro abrid bien los ojos-) , porque la sinopsis que se nos ofrece de esta novela deja bastante que desear y explica, de lo esencial, más bien poquillo.
 
Marcos acaba de perder a su madre, pero no tiene ni un respiro porque tiene trabajo. Han encontrado un extraterrestre, al Extraño, y necesitan su ayuda para determinar si realmente es un extraño o tan solo un impostor. Sin embargo, Marcos se enamora ese mismo día. Se enamora, un flechazo, desde la ventana de su casa el día en que finalmente va a poder dejar de dormir de una vez por todas y dejar de ser un humano con limitaciones para ser un hombre dedicado a su vida las 24 horas del día.
En un periodo de tiempo corto, todos los acontecimientos que desbarajustan la vida de Marcos van a verse entrelazados y van a ser de vital importancia para descubrir qué sucede con el extraño, con la chica y con el destino de Marcos.
 

¿Seguís sin tener mucha idea de qué va esta historia? No pasa nada, así estoy yo, y eso que han pasado unos cuantos días desde que me leí el libro, y he tenido mi tiempecillo para digerirlo todo, consultar dudas en páginas determinadas y reflexionar bien sobre lo que quizás quería decirnos el autor.

Para un libro con un título largo, pero muy atractivo (al menos para mí), yo me esperaba una historia de amor. Sí, sé que no me había currado mucho mis expectativas, pero eso fue lo que me sugirió la portada y el título de esta novela. Que me haya equivocado le da un punto al autor, que ha conseguido colármela por completo. Sin embargo, no voy a protestar por encontrarme algo totalmente diferente de lo que pensaba, es más, me encanta darme cuenta de lo prejuiciosa que puedo llegar a ser con los libros y de lo equivocada que estoy miles de veces. Sin embargo, más allá de mis ideas preconcebidas, creo que me he confundido de lectura. Sí, creo que este libro no era para mí. Hay veces que tengo la sensación que hay historias que, por mucho que lea y relea, nunca llegaré a apreciar bien, porque tengo un nivel de escepticismo muy desarrollado. ¿A qué viene eso? Muy fácil: me cuesta mucho creerme las cosas y, con los libros, cuando los autores empiezan a tratar temas sobrenaturales, fantásticos o fantasiosos (sin más), soy más exigente aún. A lo mejor acepto con más facilidad que Stephen King cree a un payaso comeniños, que que Albert Espinosa nos traiga a un chaval que tiene un don y que va a hablar con un extraterrestre.
Fallo mío, pero esto no lo puedo remediar.
Y con la cantidad ingente de obstáculos que ha tenido que sortear este libro en mi cabezota, no sé ni siquiera como no ha echado a correr en cuanto me lo he cogido para destriparlo en la reseña. Pero bueno, dejémonos de cháchara y pongámonos serios.
TODO LO QUE PODRÍAMOS… es una novela corta, de apenas 200 páginas, que se lee en un santiamén. Tiene una prosa correcta, con aires de elegancia bien logrados en determinados fragmentos, pero que es un poco inestable y no mantiene el nivel en toda la obra. Aun así, está bien escrita, no hay enormes fallos de expresión y tiene cohesión. Es cierto que es mejorable, como en la mayoría de los casos, pero no es el problema. Para mí, la estructura y la forma son puntos positivos.
Y es ahora cuando entramos en la trama. Trama que me llevaría bastante tiempo explicar, porque primero debería ponerme de acuerdo conmigo misma. Me imagino que ya habréis intuido en mi resumen-argumento-intentodecosasimilar que me ha costado enlazar los cabos sueltos de esta historia de una manera coherente. Tenemos un poco de ciencia ficción (con una inyección que elimina el sueño para siempre) que, combinada con elementos de su estilo y más desarrollada, podría ser un verdadero puntazo; también hay un extraterrestre (un tema muy exprimible), amor a raudales (tanto un amor un tanto controversial, como un amor más normal pero agradable), y un protagonista con un don.  No me digáis que no podrían sacarse buenas historias de ahí, ¿eh?
Bueno, pues yo he llegado a la conclusión de que, por separado, son temas geniales, pero juntos se pierden en los límites del quiero y no puedo.
En la primera parte de la historia asistimos a una mezcla de recuerdos de Marcos que se entremezclan con la adoración por su madre fallecida y con el desasosiego que lleva a cuestas por culpa del asunto de dejar de dormir para siempre. Es una parte lenta, que cuesta leer y que tampoco cuenta demasiado. Sin embargo, la segunda mitad es mejor. Conocemos al Extraño, conocemos al amor fugaz de Marcos y vemos la unión entre ellos. Debo decir que la conexión es surrealista, pero bueno, eso es pasable.
Luego, al final, hay un tema que no terminé de entender del todo, que vendría a explicar por qué Marcos tiene un don. Es un asunto con varios universos paralelos, y másallases que confluyen en el Extraño, Marcos y la chica.
Eso sí, el FINAL es para matarse.
¿Que el pobre Marcos se acaba de enamorar de verdad y vas a decirme ESO? Dudo mucho que os lo imaginéis, pero es que la última frase del libro es… Es cruel. Hala, ahora os quedáis con la duda.
Un último dato antes de concluir con esta extraña reseña: LA MADRE DE MARCOS. Sí, la madre con mayúsculas, porque se merece toda vuestra atención. OJO, spoiler. Esta señora sería una poetisa, porque nos deja unas buenas frases en el libro, pero está claro que era una depravada enamorada de su pobre hijo. No sé si me da repelús, mucho repelús o verdadero asco la manera en que nos la muestra. Si era la intención del autor crear un personaje tan desagradable, chapó. VUELVE, se acaba el spoiler.
En resumen, nos encontramos con una historia especialilla, que mezcla elementos de aquí y de allá que van a estar interrelacionados. La prosa es bastante buena, sencilla pero elegante por momentos. El protagonista está poco trazado, poco desarrollado (o menos de lo necesario) y no he terminado de congeniar con él, pero tiene una personalidad decente y, bueno, no está tan mal. Los secundarios sí que son muy vagos, muy ambiguos, pero creo que no desdicen mucho con el tipo de trama en que están enmarcados. Trama que, por cierto, hay que tomarse con calma y tratar de no ser científicamente objetivos o muy lógicos, porque entonces adiós a la posible emoción.
Personalmente, no me ha gustado mucho, sobre todo por culpa de la mezcla de semejante cantidad de elementos, un poco excesivos, pero tampoco ha sido una lectura especialmente negativa, porque me siguen quedando ganas de leer al autor. Eso sí, en un futuro no muy cercano, que necesito rumiar bien toda esta información.
No sabría si recomendaros este libro, queda muy a vuestra elección, pero si decidís ir a por él no seáis prejuiciosos y tratad de apreciar el potencial de sci-fi que yo no he disfrutado. A ver si tenéis suerte.
 
DATO.- La introducción de esta reseña no tiene nada que ver con el lío de cables que tiene la historia de este libro. Lo prometo. 
 
Et voilà! Hasta aquí la reseña de hoy ^ ^ Espero que os guste (y espero no haber sido muy dura con el libro).
Anuncios

11 comentarios en “Reseña: Todo lo que podríamos haber sido tú y yo si no fuéramos tú y yo

  1. Hola 🙂 Jajajaja la introducción a la reseña a sido lo más. Me ha sorprendido todo lo que has dicho acerca del libro, ya que yo he leído Brújulas que buscan sonrisas y me gusto muchísimo. Y pues tenía ganas de leer algo más del autor pero este en concreto dudo que lo lea. Un besito ^^

    Me gusta

  2. Hola^^
    Tengo ganas de leer a este autor, pero tengo la sensación de que no me van a terminar de convencer sus historias. Tengo El mundo amarillo pendiente, así que a ver si lo leo y me gusta.
    besos!

    Me gusta

  3. Yo lei Si tu me dices ven lo dejo todo pero dime ven y acabe enamorada de el autor asi que me sorprende la reseña del libro 😮
    Supongo que pasaare de este y leere brujulas que buscan sonrisas perdidas cuando tenga mono de Albert xDD
    Un besazo!

    Me gusta

  4. Uff, a mi es que este libro, así como los otros del autor, nunca me han dado buenas vibraciones, creo que por los títulos, que no me gustan mucho XD. No sé, lo mismo los cojo y me encantan, pero este, con el lío que parece tener montado, sigue sin llamarme nada tras leer tu reseña.

    Besoosss!!

    Me gusta

  5. Me parece que para leer este libro hace falta esta cosa verde de la que hablas… ¿Podría ser peor? Creo que no…
    Vamos, yo leí “Si tú me dices ven etc”, que me pareció una historia de chistera, y dije: este señor NO.
    besos

    Me gusta

  6. ¡Hola!
    Felicidades por la reseña, porque, de veras, no podría estar más de acuerdo en todo, absolutamente todo. Me ha gustado la forma en la que te has expresado y has estructurado la reseña. Ah, y sobre el “spoiler” (que obviamente para mí no lo era), al principio me he quedado un poco… “¿Pero por qué c*** hay un espacio en blanco ahí en medio xD?”
    Inmejorable, de verdad.
    Besos,
    Chin~

    Me gusta

  7. Dios, tu sarcasmo me ha matado, te juro que pensé exactamente lo mismo al terminar el libro. bueno, unas horas después porque en enseguida que terminé el libro estaba aún en shock por la última frase

    Me gusta

  8. Yo es el único título que he leído de Albert Espinosa y no me dejó precisamente con ganas de repetir… No entré en ningún momento en la historia y los giros me dejaron tan patidifusa que llegué a pensar que era yo la que no estaba entendiendo nada.
    Besos.

    Me gusta

¿Quieres comentar algo?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s