Lo absurdo del Don’t Judge Me Challenge

Ya era extraño que no tuviéramos algo viral este verano. Después del reto del cubo de agua por el ELA (al menos con un objetivo solidario) y del reto de bañarse en agua helada para evitar pagar una cena, este verano le ha tocado el turno al Don’t Judge Challenge. O quizás no sea de este verano y yo me he enterado tarde, pero viene a darme bastante igual. Que a mí me encanta que Internet sirva para que nos comuniquemos y compartamos nuestras cosas, pero esta oleada de tontería me parece, cuando menos, hipócrita. 
Por si todavía no sabéis de qué os hablo, mirad este vídeo, que recopila algunos de los mejores vines del reto.
 
 

 
 
Vale, ahora decidme… ¿Qué veis? Sin que nadie os diga de qué va el tema, simplemente mirando las imágenes y comentándolas, ¿qué os parece? Yo veo una persona tras otra que se decora la cara con poco acierto y que, con un magistral golpe de mano, se convierte en un bellezón. Algo así como el patito feo y el cisne. ¿Qué pretenden transmitir, que podemos cambiar, que la fealdad se quita con una buena dosis de maquillaje, qué?
En teoría, el Don’t Judge va de eso, de no juzgar por el aspecto, de ejemplificar lo que la sociedad considera bueno o malo, y no digo que no sea un reto comprometido o como queráis llamarlo, pero que se haga de esta forma me parece un despropósito. Para empezar, aunque siempre da la sensación de que a todos nos gustan las cosas bonitas, las que destacan por su calidad, dudo mucho mucho que la sociedad vaya riéndose de toda la gente que tiene acné, unicejo o no sean sexsymbols. 
Ni tanto ni tan calvo, como se suele decir.
Si realmente quisieran hacer algo bueno, ¿por qué no mostrarse tal y como son? Tendemos a buscar los extremos, lo bueno y lo malo, lo blanco y lo negro, lo positivo y lo negativo… Pero, ¿y lo real? A fin de cuentas que miles de jóvenes se pintarrajeen como posesos para después presumir de abdominales o de pechonalidad delante de una cámara. ¿Están consiguiendo concienciar de algo? No. Tal vez si se dejaran de tantas pamplinas y aprovechasen la difusión de las redes podrían hacer algo positivo. Y para muestra un botón: de los ¿millones? de retos que hay en vine o en instagram, los “mejores” los recogen multitud de cuentas “especializadas” que brotan como champiñones en la aplicación. ¿A que no os imagináis cuáles son esos considerados como “mejores”? Obviamente, los de chicas que ponían morritos sebáceos y luego lucen maquillajes 10, y los de chavales con aspecto de pardillos  que se convierten en fieles seguidores de la religión del gimnasio en un abrir y cerrar de ojos.
 
Creo que por ahí ya empieza a fallar el tema, ¿o qué?
 
Aún así, dejando de lado las incongruencias del reto, hay gente que se lo toma de mejor forma y ha hecho montajes más entretenidos. No quiero sulfurarme más, así que me despido con uno de esos vídeos que, al menos, consigue sacar una sonrisa. 
 
 
Anuncios

10 comentarios en “Lo absurdo del Don’t Judge Me Challenge

  1. Totalmente de acuerdo en que a ver qué coño de mensaje de no juzgar y de aceptarse a uno mismo es pintarrajearse a lo Betty la Fea para luego demostrar que se está to' wena. Si quieres enseña tu cara de recién levantado o tus granos y sonríe, pero esto es una tontería como la copa de un pino, efectivamente (como todos los challenges que se hacen virales, por otro lado).

    Me gusta

  2. Dios, yo también estoy hasta las narices de este maldito reto, Aunque de hecho, creo que la idea era buena y que el mensaje era hacer ver a la gente que las apariencias no son nada, pero luego llegaron los subnormales que empezaron a hacerlo un despropósito y al final se ha convertido en un “challenge” que simplemente se hace para como tu has dicho lucir pechos o enseñar que eres un chico musculitos y “perfecto” -.-

    Me gusta

  3. ¡Hola! El caso es que, si no recuerdo mal, me enteré de que el reto no era así y que en realidad todos lo hacían mal poniéndose feos y luego mostrando cómo estaban con el maquillaje y con los musculitos. Pero como no sé de qué iba el reto exactamente ni por qué se inició, no hablaré más sobre el tema. Eso sí, no era más que uno de tantos absurdos.

    El vídeo de Calamardo me encantó jajaja.

    ¡Saludos! ❤

    Me gusta

¿Quieres comentar algo?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s