Reseña: Aristotle & Dante Discover the Secrets of the Universe

¡Buenos, aunque frescos días? ¿Qué tal estáis? ¿Listos para dormir una hora más gracias al cambio de otoño?
 
Espero que lo llevéis muy bien  y, aprovechando este inciso, quiero aprovechar para disculparme (qué novedad, ¿eh?) porque no estoy demasiado activa. Las clases me matan y apenas tengo tiempo para el blog (ni para ninguna otra cosa), así que ni publico, ni programo, ni leo, ni me paso por vuestros blogs. Durante el mes de noviembre me quito un poco de peso de en medio, por lo que confío en poder estar más por aquí, pero la semana que viene me pongo en cuarentena. 
 
Mientras, os dejo esta reseña que había prometido para el martes y que me olvidé de subir. ¡Disfrutadla!
“Aristóteles es introvertido y tímido. Dante es transparente y expresivo. Por motivos que parecen escapar a toda razón, estos dos chicos de diecisiete años se encuentran y construyen una amistad entrañable que les permitirá redefinir el mundo del otro y aprender a creer en ellos mismos para descubrir los secretos del universo. Juntos deberán crecer al mismo tiempo en que se adaptan a una sociedad que también está buscando su identidad.”

 

Dicen de esta novela, recientemente publicada en español de la mano de Planeta, que tiene un alto contenido en ternura, que hace revivir la adolescencia de una manera mucho más verdadera que las novelas que tratan esta época en la actualidad. Dicen, pero no fueron esas opiniones las que me hicieron leerlo. Decidí sucumbir a Alire Sáenz por dos razones: la primera es el título (que, por cierto, menudo tongo me ha hecho) y la segunda, una reseña que no recuerdo a qué blog pertenecía, pero que se desmarcaba de la opinión general y comentaba que tampoco era para tanto. Y así, de buenas a primeras, estoy más que de acuerdo con este bloguero: ni tanto sentimentalismo, ni tantas lecciones, ni tanta historia recomendable.
 
Vamos al lío.

 

Aristóteles y Dante descubren los secretos del Universo. Aristóteles. Dante. ¿Qué os sugiere un título así? Antes de saber nada sobre el argumento yo pensaba en una especie de combinación entre estas dos geniales figuras, quizás un viaje en el tiempo. Claro, me desilusionó saber que eran los nombres de los protagonistas, pero a la vez me pareció interesante ver por qué unos padres podían querer tan poco a sus hijos para llamarlos así (al menos Aristóteles). Descubrir los secretos del Universo. ¿Qué me decís a eso? A mí me suena a aventura, una aventura sin igual que realmente les lleva a dar respuesta a la ecuación misteriosa del Universo.
Parece que me equivoqué bastante, porque resultó que Aristóteles y Dante eran dos amigos peculiares que pasaban un verano juntos. Dos veranos, si me apuras mucho. Y nada más.
Quizás es culpa mía, por ser una insensible para ciertos temas, pero a mí no se me ha ablandado el corazón con la prosa de este señor, ni con la trama que crea. La prosa me ha parecido exasperante, como si el autor estuviese hablando a niños pequeños, vocalizando mucho y sonriendo a cada poco. Muchas metáforas, texto embellecido, sí, pero en exceso. No he podido concebir a Ari como a un muchacho con sus 15 o 16 años, me ha parecido más infantil, más inseguro… ¿Realmente se siente tal abismo a esa edad? A mí no me ha sucedido eso, qué queréis que os diga.

Ari es de origen mejicano, así que en el libro se tratan los “conflictos” de identidad que siente este muchacho y los problemas que envuelven a los hispanos que viven en Estados Unidos. Y en este caso es algo que el autor sí hace bien, algo que me ha gustado leer. Para llegar a ese Aristóteles y Dante todavía falta Dante. Y Dante es el hijo único de un profesor de universidad y una psicóloga, un joven simpático, que cae bien rápidamente, y un poco peculiar. La suya es una relación extraña, ya que es la primera amistad de verdad que ambos mantienen, así que tratan de aprovecharla, pero lo hacen con miedo, como si fuera a terminarse de golpe y plumazo.

Amistad peculiar que gana en morbo cuando se nos comenta cierto detalle [A Dante le gustan los chicos], pero que sigue siendo monótona e irreal. Así que una catástrofe golpea a los dos amigos y a sus correspondientes familias. Una catástrofe que por fin va a hacer que profundicemos en las personalidades de los protagonistas. Un Ari lleno de dudas, enfadado con el mundo, disgustado, con una batalla interna. Todo ello sumado a una mudanza y a conversaciones telefónicas y cartas casi nunca contestadas.
Cierta evolución, sí, pero a mí la historia se me hizo muy pesada, a pesar de que no es una lectura muy extensa. Ya os digo, no conseguí empatizar con los personajes, pero tampoco pude entenderlos, así que ha sido imposible que la disfrute. Me ha parecido bastante tostón y, repito, aún sigo buscando esa moraleja, esas lecciones esenciales que todo el mundo debería recibir y apreciar. Solo he encontrado una historia que encaja con mi concepto de ñoña, y que gana mucho más si nos dedicamos a mirar la portada que si nos atrevemos a cruzar sus páginas.

 

¿Qué me hizo no quererla? Los protagonistas son uno de los principales factores, pero también están sus familias. Dos hijos únicos en lo esencial (aunque Ari sí tiene hermanos, estos son mucho mayores y no viven en su casa), con padres entregados. A su manera. Pero da la casualidad de que es una manera un tanto especial. No sé muy bien cómo explicarlo, aunque soy perfectamente consciente de que van acordes al resto del libro: un halo de irrealidad siempre envolviéndolos. PERO, lo que más me disgustó fue el final o cómo llegamos a ese final tan predecible que vomita arcoíris.
Siempre viene bien tratar este tipo de temas (mis esfuerzos por no spoilear empiezan a flaquear a partir de aquí, así que leed por vuestra cuenta y riesgo), pero hay que encontrar el momento, el lugar y la situación adecuada. Me parece fantástico tener un personaje homosexual, faltaría más, pero no entiendo la intención del autor al unir a Ari y Dante al final del libro. Dante lo tiene todo muy claro, pero Aristóteles es la duda personificada a lo largo de la historia; lo come la angustia constantemente, no sabe qué hará con su vida… Es una especie de tipo duro redimido, pero un tipo duro de todas formas. Es una persona que ni siquiera se admite ciertas cosas a sí mismo y que, de repente, decide librarse de las supuestas mentiras que había dicho, hecho o en las que había participado (que también es para plantearse si no es un poco hipócrita) y enamorarse. De Dante. Y concluir el libro con esta frase: ¿Cómo podría avergonzarme de amar a Dante Quintana?  FIN. Hala, tócatelas.
No me gustan las cosas que salen de la manga del mago porque sí, tal vez eso sea genial en la magia, pero la literatura no es un sombrero con un conejo blanco en el interior. No puedes (hombre, por poder sí, por ser recomendable, no) hacer un personaje ceñudo, seco, introvertido que sin demasiadas explicaciones, comentando algo que había mantenido oculto al lector, nos muestre una faceta totalmente opuesta. Así que no critico en absoluto los gustos que les ha dado Benjamín Alire Sáenz a sus personajes, si no lo incongruente de su evolución y final.
Veis, por tanto, que no ha sido una lectura que me haya gustado. No he sentido conexión alguna con las partes esenciales y ahí es cuando empieza a fallar el tema. Si un libro no establece lazos con el lector deja de ser para él un libro y se convierte en un prospecto, un mero trámite. Aristóteles y Dante, Aristotle and Dante. Da igual como lo llame, que la sensación no varía. Expectativas, qué crueles sois, me habéis hecho dedicar tiempo a una historia que no me ha convencido y, encima, me habéis desencantado.
Espero que no os suceda lo mismo, pero si elegís esta lectura, salvo que os gusten los libros de frases monas, no vayáis pensando en que dejará el listón alto, porque cabe la posibilidad de que os decepcione.
Y hasta aquí la reseña de hoy. ¿Habéis leído el libro? ¿Qué os ha parecido? ¡Espero vuestros comentarios!
Anuncios

11 comentarios en “Reseña: Aristotle & Dante Discover the Secrets of the Universe

  1. ¡Hola!

    ¿Lo leíste en español? Es que la traducción es horrible. La prosa en inglés es ya de por sí azucarada y no es que lo esté justificando, pero la traducción es pfffff de cuidado. Aquí si culpo un poco al traductor. Pero bueno, de los hoyos de la trama el pobre traductor no tiene la culpa.

    A mí lo que se te hizo irreal de las familias a mí me pareció lo más normal del mundo jajajaja es que así son muchos mexicanos. Pero la amistad a ratos entre los dos, no sé, sí que era rara. La evolución incongruente del final afgsfgsfa o sea, me frustra. Ari se nota que se preocupa demasiado por Dante, porque fue atropellado por su culpa y… golpeo a alguien por que golpearon a Dante, pero de ahí al amor… hombre, no es que haya muchos pasos (no, no los hay), pero nunca tenemos una pista de que a Ari le pueden gustar los chicos aunque lo niegue. ARGH me frustra porque esa historia pudo haber sido mil veces mejor con un desarrollo coherente.

    En fin, yo fui más indulgente con el libro, pero porque estaba en modo de leer cosas moñas y Dante me gustó xD

    Nea.

    Me gusta

  2. ¡Hola!

    Lamento que te haya decepcionado tanto, aunque con todo el hype que ha tenido, pues no me extraña. A mí me gustó, es cierto que es dulce y la historia cercana y tal pero no me pareció nada del otro mundo, ni me cambió la vida, ni la prosa era tan maravillosa, ni las enseñanzas cosa del otro mundo. Tiene frases bonitas y sus momentos, situaciones en las que me sentí identificada y otras no tanto, en general me gustó, pero ya digo que a mí tampoco me pareció para tanto.

    ¡muchos besos!

    Me gusta

  3. Me encanta la portada del libro pero a pesar de todas las buenas críticas que voy leyendo ufff… a ver, me llama la atención, claro que sí, pero no creo que estemos el uno para el otro xdd

    Saludos!

    Me gusta

  4. Hola 🙂
    Me he ido desilusionando por momentos, comenzando como te pasó a ti por el título (sobre todo porque es la primera vez que lo veo), siguiendo por la opinión que, según comentas, se ha generalizado, y por último por no cumplirse, en cierta forma, las primeras expectativas. Tengo por costumbre descubrir las cosas por mí mismo para generar una opinión propia, pero obviamente me gusta también observar las opiniones de los demás. En este caso, es la primera vez que oigo hablar de esta historia y me desalienta quizás el tono “azucarado” o el desarrollo incoherente que pueda tener. Ya veré si me acerco a las páginas de esta propuesta.

    Gracias por compartir 😉
    ¡Un saludo!
    Luis J.

    Me gusta

  5. Pues sí, me gustan mucho las frases monas, aunque eso no parece suficiente razón como para leer un libro. A pesar de todo lo que dices, a mí la trama me llama la atención y puede que le de una oportunidad (en algún momento lejano). Puede que entonces, vengas a mi reseña y me digas “Te lo dije”, pero quiero probarlo 😉

    Me gusta

  6. No estoy de acuerdo con la conclusión que has hecho. Creo que la evolución de los personajes es una de las cosas más maravillosas del libro. Y si lees entre líneas, Ari siempre estuvo enamorado de Dante, desde el primer día en la piscina (el propio autor lo dice al final), yo sí sentí que Ari lo amaba, solo que no se atrevía a si quiera cuestionarselo, pero todo el mundo se daba cuenta. A mitad del libro los propios padres ya habían descifrado que sus hijos se amaban. Eso, saludos.

    Me gusta

¿Quieres comentar algo?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s