Reseña: Saca al escritor que llevas dentro

“¿Te gustaría sentarte a escribir cada día y tener cientos de ideas para tus historias? ¿Te imaginas no tener que preocuparte más por el miedo ante el folio en blanco? Entonces, te interesa Saca al escritor que llevas dentro. Las ideas están por todas partes. Solo hay que saber cómo manejarlas. Con este libro, tú también aprenderás a hacerlo. En este libro encontrarás 101 ejercicios de escritura que podrás desarrollar tantas veces como quieras. No tendrás que pararte a esperar por las musas nunca más. Un libro de escritura creativa para que descubras miles de nuevas historias que contar. Prepara tu pluma y ¡atrévete a sacar el escritor que llevas dentro!”

 

No entraba en mis planes leer este libro, porque los pendientes cada vez son más, pero ya a sabiendas de que tengo algún tipo de problema lector rutinario –cuantos más libros en papel aguardan en las estanterías, más pospongo su elección- lo imprevisible se convierte en lo esperable, y decir que no a un libro prestado es un pecado capital… El caso. Que no es momento de filosofar, sino de abordar la reseña (si es que se la puede llamar reseña) de este librito sobre escritura.
 

Saca al escritor que llevas dentro, de Iria López Teijeiro es una lectura práctica en dos sentidos: práctica por cuanto puede resultar útil (más allá del mero entretenimiento y sentido artístico de una novela) y también porque invita a ponerse manos a la obra y darle forma a los consejos y propuestas que en las páginas del libro se exponen. Un libro que, al igual que Cómo escribir diálogos o la app (genial, he de decir) iDeas para escribir, surge del proyecto Literautas, al que os enlazo aquí mismo.

De todos modos, ya sin mayor explicación puede uno intuir de qué trata este libro: una guía, una serie de consejos, para sacar a relucir el alma creadora, escritora, que llevamos dentro y que tal vez no hayamos localizado con precisión.

Personalmente, desconfío bastante de los tips milagrosos que prometen convertirte en un autor de éxito de la noche a la mañana, o, más llanamente, de los consejos que se aventuran en más de lo que sería aceptable. Y, en este aspecto del mundillo literario, soy más de la opinión de Stephen King (aprovecho para recomendaros su obra Mientras escribo, en la que habla del oficio de escribir de manera bastante interesante), de que quien parte como autor malo, o mediocre, difícilmente alcanza la cumbre (al menos del estilo y la calidad, porque las superventas son casos aparte). Hay personas que destacan ya desde el principio apuntan maneras, y serán esas las que logren la cumbre.

Para mí, en la figura del escritor hay dos conjuntos de rasgos que lo definen y que determinarán que ascienda más o menos en la escala literaria: unos son las que le son inherentes (a fin de cuentas, no todo el mundo tiene la misma predisposición a hacer depende qué cosas de la misma forma), con las que nace o como se las quiera denominar; y las otras son las que puede forjar, pulir y hacer brillar.
Hay quien opina que todo es modelable, que esos rasgos innatos no son más que maneras modificables con esmero… Bueno, es otra postura tan válida como cualquier otra y con la que tal vez os identifiquéis más.

Por supuesto, con libros como este la balanza se inclina más hacia el “si te esfuerzas, y pones toda tu voluntad en el acto de escribir, conseguirás que tus aspiraciones literarias sean algo más que meras aspiraciones”. Algunos chirrían en el planteamiento del tema, se hacen pesados o son demasiado leves, demasiado superficiales. Creo que Saca el escritor que llevas dentro combina bien todos los factores que hay implicados y consigue un efecto interesante.

La estructura es sencilla: 7 capítulos que abordan las diferentes etapas de creación literaria, pasando de lo más elemental a aspectos más intrincados, pero sin ser nada impronunciable. En uno se introduce la invención de personajes, en otro se dan propuestas y consejos para crear un buen conflicto… Pero con un tono cordial, amable y cercano, de manera que, mientras que parece que te enfrentas a un juego cuya dificultad se incrementa paulatinamente, pero que no te hastía. Ayuda para soltarte a escribir, pero no una mano que te sujeta y te dice: “Desliza el lápiz así y traza esas letras y luego esos párrafos y viste a estos personajes”.
Se entra directamente en materia, con unas propuestas sencillas, enfocadas al cien por cien a la creación. Se busca la creatividad y perderle el miedo a la hoja en blanco, soltarse la melena escritora, en ningún caso se menciona el estilo narrativo directamente ni se hace especial hincapié en él.

Estas propuestas que os comentaba son muchas y os enseño dos, de refilón, que se encuentran, respectivamente, al principio y al final del libro. Por poner un ejemplo, por supuesto.

 

Además, también hay un poco de teoría. Es lógico que la haya, aunque es muy escueta y, a mi modo de ver, tal vez un poco insuficiente. No creo que por hacer un poco más de calado en este aspecto la lectura se volviese tediosa.
 

Así, me parece que es un libro entretenido e interesante, aunque no sé hasta qué punto es útil. Me explico.

Para alguien que nunca ha escrito y, sin embargo, siente el gusanillo, puede servir como plataforma impulsora. Te hace crearte una rutina, tender, aunque sea inconscientemente, a la creatividad, a hurgar en todo lo que te rodea y encontrar mucho más de lo que a simple vista hubiese parecido haber… Pero, a alguien que ya tenga unas bases firmes no sé yo qué le puede aportar.
 
Obviamente, el título indica bien a qué público va dirigido en principio, pero al terminar de leerlo, y pasarme por Goodreads, vi comentarios de personas que se consideraban “escritores” (lo dejo entre comillas, porque desconozco de qué grado de profesionalidad, dedicación o interés hablamos) y que calificaban muy positivamente este libro. No pretendo desmerecer ninguna postura, porque ya me gustaría a mí ser capaz de poner en práctica muchos de los ejercicios que he leído, pero, repito, no sé qué escritor propiamente dicho (o, al menos, mi imagen mental de escritor) puede necesitar unas llamadas a la creatividad semejantes, porque dejaría en entredicho unas capacidades que yo veo implícitas ya en la mera denominación sabrosa de escritor.
 
Claro está, esto es una apreciación personal y quizás penséis que lo comento desde la soberbia y el desconocimiento (tal vez peque de no haber sufrido en mis carnes el desarrollo de la labor literaria pura y dura), pero os lo digo tal y como lo veo actualmente. 
Dejando esto de lado, y para cerrar esta atípica reseña, no puedo hacer más que animaros a leerlo, a echarle un ojo a los ejercicios y probar a poner por escrito todo aquello que la lectura de docenas y docenas de libros ha despertado en vuestro interior.  Siempre viene bien escupir vivencias fuera, y hay pocos alivios tan eficaces como la escritura.
Anuncios

5 comentarios en “Reseña: Saca al escritor que llevas dentro

  1. S. dijo:

    ¡Buenas!

    Tu reseña es interesante, aunque el libro en sí no me interesa por varias razones:

    1) No suelo comprar libros de este estilo. Si uno busca por internet, por ejemplo, hay trillones de artículos así, cursillos, tips, ejercicios, generadores de ideas, etc. Y aunque en internet, al ser gratis (no nos engañemos XD) caemos mucho más en leer porque sí, aún ahí me chirrían un poco tantos tutoriales.

    2) Siguiendo con lo de los “tutoriales” (por llamarlos de alguna manera), al menos a mí me acaban resultando más carne de procrastinación que otra cosa; quién no conoce (¡o es!) el típico “escritor” que se pasa la vida leyendo cómo ser escritor y nunca escribe. Además de que la mayoría de estas cosas son una copia de una copia de una copia. Entiendo que si unos trucos o consejos funcionan, todos dicen lo mismo porque obviamente… funcionan, pero el caso es que a mi modo de ver, no es más que una guía de lo que ya se hace (yo lo llamo “el efecto loro”, donde se repiten cosas porque todo el mundo lo dice, básicamente). Para mí, esto es lo peor de todo: no se hace nada nuevo, te enseñan a ser un clon más. Que sí, que uno tiene que saber las normas para saltárselas “bien”, pero aún así se siguen dando consejos bastante anodinos, en mi opinión.

    3) Hasta cierto punto, estoy de acuerdo contigo en cuanto a lo de que imaginar es parte del trabajo de un escritor ._. Si bien es cierto que a veces he usado “prompts” para retarme, también es cierto que lo hago con palabras que son, obviamente muy vagas (“foto” puede ser cualquier cosa) o encuentro cosas demasiado trilladas por lo general.

    El libro de King lo leí y me gustó, aunque esperaba más sobre la escritura y menos sobre su vida… mea culpa, quizá. De todas formas lo recomiendo. Aunque no recuerdo que él pensara como tú, de hecho creo que menciona que todo es mejorable y que si de verdad quieres escribir y le dedicas un trillón de horas, serás escritor. Quizá lo recuerdo mal, eso sí, porque hace ya tiempo que lo leí.

    Personalmente creo que los dos caminos son válidos y de una forma u otra, tanto el camino del talento como el del esfuerzo (por ponerles algún nombre) son posibles y ambos pueden fracasar igual de estrepitosamente. Quizá te cueste más o menos y no diré que TODO EL MUNDO puede hacerlo, pero creo que la graaan mayoría puede. Creo que hay demasiado misticismo con eso de “el talento”, “las musas” y demás cosas románticas, ya dicen que la inspiración tiene que encontrarte trabajando y aunque entiendo que a veces salen “genios” o hay personas que de verdad no hay manera, me inclino a pensar que en lo de escribir, como en cualquier otra cosa, uno mejora con la práctica.

    Una reseña muy interesante, como digo :]
    ¡Saludillos! ♪

    Me gusta

¿Quieres comentar algo?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s