Reseña: El gusano de seda, de Robert Galbraith

“La desaparición del novelista Owen Quine no altera demasiado a su esposa, convencida de que su marido se ha marchado a pasar unos días solo, tal como ha hecho en otras ocasiones. Por ello acude al despacho del detective privado Cormoran Strike para encargarle que encuentre a su esposo y lo lleve de vuelta a casa. […] No hace mucho, Owen había acabado un manuscrito en el que revelaba los secretos más comprometidos de prácticamente todos sus conocidos. […] Owen ha sido brutalmente asesinado, con una crueldad que Cormoran no recuerda haber visto en su vida. Así pues, detener al culpable se convierte en una tarea urgente, por lo cual, Cormoran Strike y Robin Ellacott, su eficaz ayudante, han de recurrir a todo su arrojo y astucia para identificar al asesino y atraparlo lo antes posible. “

Robert Galbraith había logrado unas ventas en absoluto despreciables antes de que se descubriese que era J.K.Rowling quien se ocultaba tras dicho pseudónimo. Luego, por supuesto, cualquier cifra previa quedó desbancada y Rowling, también conocida como la máquina de hacer millones, creadora de Harry Potter, recibió todo tipo de halagos por haber dado forma a una novela policiaca tan bien construida. 
Eso ocurrió con El canto del cuco (la reseña es pobre, pero pensad que es de los orígenes del blog, no me apedreéis), que no con la segunda parte, El gusano de seda. Creo que este volumen de la saga de Cormoran Strike se esperaba con ansia desde que se supo que el primero lo había escrito Rowling, así que era de esperar que estuviese entre los más vendidos nada más ser publicado.

Si la primera novela supuso la toma de contacto con el dúo Cormoran-Robin, en esta segunda los lazos están perfectamente formados. Eso sí, no hay problema alguno para leerla directamente, obviando el comienzo de la saga; Rowling se deshace en alusiones al pasado (comentarios sobre el caso Lula Landry, sobre Rokeby, el padre de Strike, consecuencias de la resolución de aquel asesinato…) y no hay incógnita alguna sobre los protagonistas.

La trama comienza aproximadamente 6 meses después del caso que sirvió de eje a El canto del cuco, cuando Leonora Quine acude a la oficina de Strike para pedirle que busque a su marido. Owen Quine es un escritor peculiar, bastante pretencioso, que se ha rodeado de enemigos en el mundillo literario, y cuyas desapariciones son tan habituales que Leonora desiste de acudir a la policía, porque sabe que se ha marchado por iniciativa propia.

Strike acepta el caso, aun temiendo no obtener un beneficio extremadamente elevado, y ya desde el primer momento de la investigación la situación adquiere un aspecto bastante dramático. Owen Quine no da señales de vida y las personas de su entorno aportan informaciones sobre él que invitan a ponerse en lo peor. Además, está el asunto de Bombyx Mori, la polémica novela en la que estaba trabajando y en la que intervenían numerosos conocidos suyos.

Fuente: The Guardian

El panorama editorial londinense está que arde. Cualquiera parece sospechoso de haber participado/colaborado en la magistral desaparición de Quine. Su artimaña es alabada y celebrada incluso por aquellos con los que mantenía una relación complicada, y ver ridiculizadas a grandes figuras (escritores, el director de una editorial) en Bombyx Mori parece una maniobra de marketing inmejorable. Sin embargo, unos días después, Cormoran Strike descubre el cadáver de Quine con muestras de haber sido brutalmente asesinado. 


Las risas dejan de oírse y dejan paso a la incertidumbre. Estupor que se acrecienta al descubrir a Leonora Quine como principal sospechosa de su muerte.

***

El planteamiento y la estructura son clásicos, una novela policíaca de manual, con su asesinado, sus sospechosos y una pareja detectivesca. Rowling se lo toma con calma. La novela ronda las 550 páginas y hasta la 200 no alcanzamos el hallazgo del cadáver (lo cual no es un misterio; se comenta en la sinopsis). ¿Qué sucede en esas 200 páginas? Fácil, lo mismo que en el resto de la novela, exceptuando los momentos clave estipulados: presentación de personajes, entrevistas con ellos, conversaciones entre Cormoran y Robin, y un poco de aderezo de sus vidas personales.


No hay ningún elemento espectacular en la novela, no hay una tensión desmesurada en ningún momento, pero es equilibrada. Puede que el comienzo sea lento, pero avanza a buen ritmo, logra mantener la intriga, que la lectura sea entretenida. Es, si se me permite la expresión, una historia policíaca de verano, la típica obra amena que te metes en la bolsa con la toalla y el bañador y te llevas a la playa. Se deja leer, porque la trama, con sus más y sus menos, no es tremendamente enrevesada; hace pensar al lector, invita a imaginar posibles asesinos y a elucubrar sobre sus razones para cometer el crimen, pero hasta cierto punto, sin que se llegue a un punto de no retorno que exaspere.

Lo único que me había revelado de Bombyx Mori era que el gusano de seda era una metáfora del escritor, que sufre una agonía para escribir algo que valga la pena.

Buena parte de la culpa de esto que acabo de mencionar lo tiene el tipo de narrador que se emplea. Encontramos un narrador omnisciente en buena parte de la obra, pero hay ciertos momentos (como cuando Strike explica su teoría sobre el crimen a Robin) en que se convierte en observador, sin mojarse, sin revolver los pensamientos, los sentimientos de los personajes. En esta escena que os comento es muy visual el efecto, porque se espera la descripción de dicha teoría, pero el narrador cierra los ojos y solo cuenta que Strike y Robin conversan en voz baja sobre el tema, como si, desde su posición, cual cámara de vigilancia, no captara el diálogo.


Esto me ha llevado a pensar en una cosa: ¿Recurre a ello la autora como un mero recurso, para mantener la intriga, o es una manera disimulada de eludir una explicación quizás demasiado fantasiosa que, a la hora de detallar, podría haber mostrado flaquezas? Yo siempre pienso, aunque me siento culpable por hacerlo, en J.K. Rowling como la autora de Harry Potter, pese a que ha demostrado que no es escritora del tipo one hit wonder. No obstante, no la considero autora de novela policíaca y a lo mejor podría entenderse que estas maniobras son para cubrirse las espaldas en un estilo que recién ha testado.

No me parece mal, aunque ello ayuda a que la novela sea relativamente ligera, como si la trama avanzase porque sí, ofreciendo a posteriori explicaciones escuetas sobre algo sorprendente.
Dejando esto de lado, creo que los puntos fuertes de la novela son Cormoran y Robin, y la visión que se ofrece del mundo editorial. Además, la invención de Bombyx Mori, la novela de Quine, se convierte en un elemento divertido (si es que se puede considerar divertida una sarta de escenas obscenas, antiestéticas y sardónicas) y que resulta refrescante en el conjunto de la obra.

thingsiphotoshopped:  You guys I have a problem. I cannot stop drawing these two. I feel like I am 14 and back to exclusively drawing Harry Potter, taking notes as I reread to draw scenes out later. Drawing is fun!! This is the infamous hand kiss between Strike and Robin. ✋🏼
Última escena del libro / Fuente: RobinBlueEllacott

Cormoran Strike me ha parecido bastante más trabajado que en El canto del cuco. Más profundo, con mayor evolución, aunque también es cierto que se le da más importancia a su vida personal que en la primera parte, así que lo conocemos mejor.  Sigue siendo un hombre con una habilidad tremenda para desempeñar su oficio, aunque es humano: tiene sus más y sus menos, sus hipótesis acertadas y sus errores. A Robin la recordaba de otra manera, mucho más fuerte en cuanto a carácter y mentalidad, y me ha parecido vislumbrar en su personaje unas cuantas flaquezas que, claro está, dan lugar a esa subtrama con el lío entre Matthew y Strike. Sigue siendo determinante, aportando buenos juicios en el momento idóneo, aunque confío en que remonte su personalidad en próximos volúmenes, que se afiance su seguridad y pueda codearse con Strike sin problema.

Os decía, también, que Bombyx Mori y el asunto editorial me habían encantado. Lo repito, por si acaso.

El libro es, en realidad, una especie de relato anticipado de la muerte de Quine y de sus enemistades. De hecho, en él aparecen como personajes el propio Quine (Bombyx -que en latín significa “gusano de seda”), su mujer Leonora, quien es Súcubo… El director de la editorial, Daniel Chard, también está, representado como Phallux Impudicus (un estilo muy sutil, como se aprecia), así como Elizabeth Tassel (La Garrapata), que es la agente literaria de Quine, y una lista con varios personajes más.

Es obsceno, pese a que no se llega a reproducir un fragmento de la novela en cuestión, sino que se hace un repaso del argumento a medida que Cormoran lo lee, y bastante masoquista; supongo que sería el típico libro que podría escribirse, estratégicamente, como complemento de la saga. No proporcionaría nada nuevo a las peripecias detectivescas de Strike y Robin, pero sería un poco de ese material extra que tanto gusta a los seguidores más fieles del investigador.

Menciono, para ir terminando, que también me había llamado bastante la atención, positivamente, la visión que se ofrece del mundo editorial, quizás fruto de la relación que ha mantenido (o mantuvo en sus inicios) Rowling con editores y demás personajes del ambiente. No hablaría de un mundo corrompido, pero sí se aprecia el colegueo que existe, entre según qué partes, y las ambiciones y rencores que también existen. Obviamente, no todos los días se produce un asesinato misterioso por culpa de un libro que involucra a gente de editoriales, pero es un buen marco para que se nos ofrezca una imagen, más o menos veraz, del panorama literario.
***

thingsiphotoshopped:  Strike and Matthew meet. 🔎❌🔍#lilycormoranrobin #
Cormoran, Robin y Matthew
Fuente: RobinBlueEllacott

Ante todo, ha sido una obra francamente entretenida. La calidad como novela policíaca es discutible, ya que no hay ningún elemento innovador ni ningún rasgo especial que la haga sobresaliente, pero cumple con creces lo que se espera de ella. Se pierde, tal vez demasiado, en lo personal, atinente a Robin y Strike (¿se avecina lío amoroso?) y, aunque desarrolla la trama bien, falta un poco de chicha, un poco de misterio y de combustible para hacer funcionar las neuronas en paralelo a los descubrimientos que van mostrándose. No obstante, es una 2ª parte que mantiene el tipo después del éxito de El canto del cuco, y que invita a seguir la pista al dúo de detectives en la siguiente novela.

Anuncios

10 comentarios en “Reseña: El gusano de seda, de Robert Galbraith

  1. Hola^^
    Aún tengo pendiente de leer la primera parte, pero espero ponerme pronto con ella, por lo que por el momento descarto leer este libro. Eso si, seguro que, una vez que haya leído la primera parte, me haré con el y lo devoraré.
    un besote!

    Me gusta

  2. Pues me leí la primera y tengo la segunda pendiente desde hace tiempo.Yo creo que las novelas de Rowling son las clásicas novelas negras inglesas. A mi la primera me gustó bastante (no fue ni de lejos la mejor novela negra que leí, pero como bien dices resulto muy entretenida) espero que está no me decepcione

    Me gusta

  3. hola!

    Yo leí la primera parte cuando salió, creo recordar y fue una lectura bastante entretenida, así que supongo que esta segunda parte también la leer´, más que nada para ver como sigue la relación y los casos de Strike y Robin.
    Besos!

    Me gusta

  4. Hola!
    Por lo que cuentas en la reseña, se parece a lo que ya sucedía en El canto del Cuco, que leí hace poco. Me gustó bastante, a pesar de que algún momento me resultó un tanto lenta, siguiendo paso a paso las investigaciones, sus conversaciones con unos y con otros, y me dejó con ganas de saber más de la vida personal de Cormoran, y de saber como evolucionaba la relación con Robin. También tenía curiosidad por saber si la autora se resistiría a crear una trama romántica para ellos o los mantendría en una mera relación profesional. Me apetece leer este segundo libro, a ver si este verano puedo hacerlo tal y como sugieres 😉
    Muy buena reseña, un beso

    Me gusta

¿Quieres comentar algo?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s