[En pantalla] Mascotas y Sausage Party

Esta sección tan olvidada del blog se merecía algo nuevo, porque sé que babeamos mucho con Sherlock, pero no se puede ir perdiendo fluidos por ahí constantemente. Durante este verano (sobre todo en agosto) me he dedicado a ver películas, bastantes películas. Lo cierto es que he visto algunas muy buenas, algunas que no tenía perdón no haber visto antes (El padrino, por ejemplo), y otras más bien mediocres. Hoy os voy a hablar de dos largometrajes de animación que han caído y sobre los que tengo opiniones bastante dispares. Me refiero a The Secret Life of Pets (en España se ha traducido el título como Mascotas) y a Sausage Party (La fiesta de las salchichas), dos películas que nada tienen que ver entre sí. De hecho, una es una animación más o menos infantil y la otra… Bueno, la otra es una ida de olla con salchichas.

MASCOTAS  2016 ǀ 87 minutos ǀ Para toda la familia
Desde que vi el teaser trailer por primera vez, hace un año, me enamoré de esta película. Introducir animales en cualquier grabación, sea de dibujos animados o un metraje con actores en pantalla, es jugar sobre seguro, porque poca gente es capaz de resistirse al encanto de estos bichos. Si, encima, como han hecho en esta ocasión, se ponen manos a la obra con algo tan cercano como la vida de nuestras mascotas… Eso ya es incluso juego sucio.
 
Partiendo de la idea de coger a las mascotas e investigar a qué se dedican cuando sus dueños no están en casa, el corazón de los espectadores ya está ganado; poco hay que hacer para salir del cine con una sonrisa de oreja a oreja cuasipermanente. De todas formas, algo sí hay que añadir, alguna trama que rellene las vidas de los perros, gatos y canarios durante la hora y media de la película. En este caso se aboga por el clásico equis se ha perdido, ¡hay que salvarlo!.

Y, sí, alguien se pierde y ese alguien es el protagonista, Max. Max es un perro que tiene una relación adorable con su dueña; sin embargo, un nuevo compañero llega a casa. Es Duke, un enorme perro con pinta de tener malas pulgas (no me apedreéis aún por el mal chiste, por favor) y con el que saltan chispas durante la primera noche en casa. La cuestión es que Max y Duke desaparecen (hay un guiño –no vamos a considerar la opción de plagio por una benevolencia inusitada- a la película de La dama y el vagabundo y su viaje a la perrera) y las mascotas de su edificio se movilizan para ir en su búsqueda.

 ¿Recordáis a Chloe, la gata que devora todo lo que se encuentra a su alcanza en la nevera? ¿A Gidget, la perrita blanca mimada? ¿A Mel, el perro que se divierte ladrando desde el sofá a las ardillas que se divierten en un árbol frente a él? Todos ellos y muchos más animales se lanzan a una búsqueda peculiar por las calles (y lo que no son calles) de Brooklyn para dar con Max y Duke. A todo ello (porque no, no todo es tan fácil) hay que añadir unos funcionarios de la perrera bastante rencorosos y una banda de exmascotas resentidas y capitaneadas por el terrorífico Snowball.
De izqda a dcha: Duke, Gidget, Max, Snowball y Chloe

Los personajes de la banda de exmascotas resentidas son geniales, todo sea dicho. Snowball es una fierecilla, pero, ¿qué me decís de Tattoo? La historia del pobre cerdo, compañero de fatigas del conejo, me pareció brutal. Un cerdo con aspecto bastante rudo, las orejas repletas de pendientes y la zona dorsal completamente tatuadas… Porque en la tienda de tatuajes los aprendices probaban los diseños en él antes de realizarlos en la piel de los clientes. Y, claro, cuando no quedó más espacio donde tatuar o hacer piercings, los dueños se deshicieron del pobre Tattoo. ¿No es terrible? 

 
No obstante, más allá del carácter entrañable de la historia, que toca la fibra sensible a la par que tiene unas cuantas escenas hilarantes (¿también otro guiño a Origen con el mítico autobús que cae pero no?), me da la sensación de haberme perdido una posible gran película. Me explico. Cuando se ve el tráiler, con esos episodios aislados de mascotas fingiendo ante sus dueños para luego erigirse como los amos de la propiedad en su ausencia, uno se espera algo divertido, muy divertido. Algo que explote un aspecto bastante cercano de una manera diferente. Pero, al final, todo acaba yendo por el mismo camino que otras tantas películas de animación: los héroes, los malos malísimos que en realidad no lo son tanto, etc. Es cierto que es una película para toda la familia, de la que se pueden extraer enseñanzas varias (y un amor incondicional por los animales, así como la repulsa por aquellos que abandonan a sus mascotas) pero podría haberse hecho mejor, evitando que quedase reducida a una mera producción entretenida cuando podría haber logrado un calado mucho mayor.

 

LA FIESTA DE LAS SALCHICHAS  2016 ǀ 83 minutos ǀ Calificación R (adultos)
 
Primera película de animación para adultos.Y el público jalea ¡Uh! ¡Uh! ¡Uh! Se apagan las luces y aparece una salchicha intentando entrar dentro de un bollo. ¿Es un chiste? Bueno, visto lo visto, suena mejor que muchos de los chistes que me suelen hacer gracia a mí.
 
La fiesta de las salchichas es, si no me he informado mal, la primera película de animación que ha recibido una calificación R, o sea, que está restringida a un público adulto. Desde el tráiler se aprecia (no creo que sea cuestión de traumatizar a los críos viendo cómo se asesina un simpático tomate a sangre fría) una brutalidad histriónica que va a estar presente a lo largo de toda la película. Pero, sin duda, creo que lo que se muestra en dicho tráiler es lo más representativo y lo más sádico de toda la historia, porque tampoco es que la hora y media escasa que dura se la pase mostrando cómo los humanos asesinan a los pobres e indefensos alimentos.
 
Los guías en esta aventura macabra son Frank, la salchicha líder, y Brenda, el bollo de pan que quiere con Frank algo más que una conversación o, como ellos dicen, “touch tips”, tocar las puntitas (de los dedos; no seamos malpensados aún). En vísperas del 4 de julio, todos los alimentos están deseando ser los elegidos por los dioses, véase los humanos, para ir al más allá, véase fuera del súper, porque creen que lo que allí les espera es poco menos que el paraíso. Frank y Brenda, por azares del destino, son elegidos (los packs en los que se encuentran) por la misma mujer para su carrito de la compra… Pero la aventura se ve trastocada por el desgarrador testimonio que un tarro de mostaza dulce que ha sido devuelto (el comprador se había confundido al cogerlo) al súper, y parece no traer buenas noticias, sino todo lo contrario, transmite a todos sus compañeros. De nuevo por azares del destino, Frank y Brenda terminan siendo perseguidos por Douche, un ¿irrigador? por el supermercado mientras terribles secretos les son desvelados a los desgraciados que han corrido la terrible suerte de acompañar a la humana a su cocina.
Comparemos la cara de felicidad de la lechuga/repollo del primer gif… Con el sufrimiento de la patata. Es gloricioso.
 
De todos modos, esta película tiene segundas intenciones, un trasfondo interesante. Es cierto que lo sexual parece desplazarlo todo, pero eso no deja de ser una fachada divertida. Por detrás aparecen alusiones a las drogas (protagonizan una buena escena, todo sea dicho) y, sobre todo, a la religión. Creo que, a mitad de este comentario sobre la película, ya es buen momento para decir que no me gustó. Me pareció innecesariamente obscena, repetitiva y bastante plana. No obstante, este tema que se entremezcla con lo religioso, y con la creación de mitos profundamente aceptados por la sociedad, sí que me ha gustado. Alimentos que, en el pasado, estaban horrorizados al saber que les esperaba la muerte al salir del súper. Varias almas dadivosas que decidieron crear una especie de leyenda que, al cabo de unas pocas generaciones, terminó por cuajar. Los humanos dejaron de ser monstruos y se convirtieron en dioses; todo lo que se encontraba fuera del súper dejó de ser un infierno para transformarse en un edén… El final, el very end no cambia, pero se suaviza el camino. De la misma manera que lo hace la religión. Y lo curioso, lo entretenido, lo chocante de esto es cómo se muestra todo, cómo se toma por unos viejos chiflados a los implicados, cómo los alimentos se niegan a aceptar la nueva verdad que les es transmitida, etc. Eso sí es algo bueno a destacar de esta fiesta de salchichas. 
 
 
Ahora bien, para mí el asunto se termina ahí. Me ha costado bastante llegar hasta el final de los 80 minutos que dura el largometraje. Me ha costado y me he sentido decepcionada porque no era eso lo que esperaba ver y no he sido capaz de adaptarme a lo que se ofrece. Y, qué queréis que os diga, terminar la película con una orgía de alimentos ha sido un culmen bastante extravagante. Otro punto más: se necesita más animación dirigida al público adulto. No quiero decir que tenga que ser algo sexual, pero habría que tratar de desligar la idea de que la animación es algo exclusivamente infantil, porque no creo que sea así. Si se apuesta por producciones para un público ya entrado en años que tengan cierta calidad o, en su defecto, sean provocadoras (como es el caso), podría abrirse una nueva rama en la industria del cine que seguro nos traería grandes alegrías.

 

Clara S
Anuncios

7 comentarios en “[En pantalla] Mascotas y Sausage Party

  1. S. dijo:

    ¡Buenas!
    “Mascotas” no me llama mucho la atención, pensé que sería lo que parece que es: una película entretenida y para toda la familia, pero ya. Veo que no me equivoqué (guiándome por tu opinión .3.) y la verdad es que aunque puede que algún día la vea, no tengo ninguna prisa. Por cierto, a mí no me suelen gustar las películas de imagen real con animales (en plan protagonista a lo Rex o Lassie) ·_· Si no me apedreas, suelto la piedra que tengo en la mano por lo de las pulgas… 😄

    Ahora, la segunda peli la vi (la portada, en realidad) por internet y me dio olor a bodrio, creo que porque el humor y yo… meeeeh 😄 Ya veo que, por lo que dices, no estaba muy errada en cuanto a que no era para mí; por lo que cuentas, me quedaría igual que tú: el tema de la religión es interesante, pero si para eso tengo que estar viendo 80 minutos de chistes sobre bollos y salchichas, paso. Por cierto, me parece curioso que este tipo de películas sean para mayores de 18 años, porque creo que no soy la única que piensa que el humor de “jajaja pene, jajaja tetas” no es muy “maduro” que digamos ·___·Uu Que oye, yo también hago chistes de ese tipo, pero vamos, de ahí a que abunde tanto y parezca tan hilarante… no sé (lo digo en general, no por la peli en sí).

    Respecto a la animación, me ha venido enseguida a la mente “Akira”, ¿no es para mayores de 18? Seguro que hay más, pero claro, al hecho de “la animación es para niños” se une que “el anime es para frikis” y oye, de ahí no nos sacan, ¿eh? :'D

    ¡Saludillos! ♪

    Me gusta

  2. ¡Hola! A mi la vida secreta de las mascotas (Nombrada así en latinoamérica) me gusto mucho fue una película que disfruté de principio a fin, la segunda película no la conocía pero acabo de ver el trailer en tu entrada y me gusto, la buscaré para verla. Me ha gustado mucho tu entrada. Saludos ♥

    Me gusta

  3. Me gustó La vida secreta de las mascotas, pero como te sucedió, encontré más de lo mismo cuando esperaba algo completamente diferente. Aún así fue entretenida.
    En cuanto a Fiesta de salchichas, tengo muchas ganas de verla! Desde que vi el trailer se me hizo muy original y con un humor bastante negro, aunque lamento que no la hayas disfrutado.
    Saludos!

    Me gusta

  4. Hola!

    Mascotas la he visto y aunque pasé un rato entretenido, no pasó de ahí, me esperaba algo más, no sé, al final lo que tiene más gracia es básicamente lo que salía en el trailer y la fiesta de las salchichas no la he visto, pero supongo que la veré.
    Besos!

    Me gusta

  5. ¡Hola!
    Todavía no he visto ninguna pero Mascotas no me llama mucho, en general, las pelis con animales me echan para atrás.
    Y La fiesta de las salchichas sí que quiero verla, ya que sí que me asegura unas risas, o eso parece.
    Ah, y muy de acuerdo con tus últimas líneas, deberían rodar más películas de animación adultas.
    ¡Un saludo!

    Me gusta

  6. Totalmente de acuerdo con tu opinión acerca de Mascotas. Ese tráiler hace que te esperes una historia mucho más divertida de lo que es, y aunque la animación está muy bien y la idea es muy original, la trama ha dejado mucho que desear y está muy desaprovechada.
    De La fiesta de las salsichas me bastó el tráiler para decir “esto no es para mí” y tras leer tu opinión veo que no iba nada desencaminada, aunque me ha sorprendido lo de la reflexión sobre la religión.

    un saludo,
    Laura

    Me gusta

¿Quieres comentar algo?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s