Ladies making comics

Nunca me ha dado por los cómics, lo reconozco. Es un asunto pendiente, pero tampoco un terreno totalmente desconocido. De hecho, uno de los primeros que leí fue Persépolis, de Marjane Satrapi, el mismo Persépolis que he releído una y otra vez y cuya película he visto ya en varias ocasiones. Y Persépolis, creado por una mujer, además de desvelar una historia magnífica, merece aún más la pena por ser una producción femenina, una producción femenina en un mundillo, el de los cómics y la novela gráfica, profundamente masculino.
 
Por el buen recuerdo que guardo de esta obra decidí hacer esta entrada, también animada por este artículo que apareciósalvajemente en mi TL en Twitter. Y, como es bastante probable que me olvide al final, os animo a recomendar alguna novela gráfica escrita (si es que es adecuado decir “escrita”) por una mujer para poder ampliar horizontes.
 

Los cómics de los que os voy a hablar, muy brevemente (¡lo prometo!) son Persépolis y Bordados (Broderies en el original), de Marjane Satrapi, y Lo indispensable de unas lesbianas de cuidado, una recopilación de las tiras quincenales (si no me equivoco) publicadas por Alison Bechdel.

PERSÉPOLIS ǀ 368 págs

Resultado de imagen de persépolis

Es difícil no haber oído hablar de Persépolis, que ha sido considerado uno de los mejores cómics de las últimas dos décadas. Surgida como historia autobiográfica, en mayor o menor medida, Marjane Satrapi plasma sobre el papel su vida y la de su familia y allegados en Irán, así como el devenir de su juventud. Primero bajo el gobierno del Shah, luego la paz tras su derrocamiento y los primeros aleteos de la Revolución Islámica, las huidas fuera del país, la injusticia del exilio…

Todo ello a través de la mirada de la niña Marjane, de padres progresistas y muy inclinados hacia el comunismo, quien observa como se abandona un régimen que mantenía al pueblo oprimido, para conquistar una República Islámica que se radicalizó rápidamente e hizo bueno ese refrán tan español de otro vendrá que bueno me hará.

Viñetas en blanco y negro, limpias, con unos personajes que se convierten en entrañables, sobre todo la propia Marjane y su irreverencia, la abuela (oh, la abuela *_*) y el tío Anouche, cuya historia es extremadamente afilada y touchante. Y todo ello para crear una obra que, en su conjunto, es de esas que se te clava dentro y marca un antes y un después. De las que dejan en la memoria recuerdos de escenas que guardar con cariño.

Escenas como la de Marjane en la cama, hablando con Dios y con Karl Marx, tratando de reconciliarse con la religión, o de atacarla, más bien. Escenas como las de las torturas padecidas por el tío Anouche en prisión, el cisne de pan que le entrega a Marji… O las páginas en negro con una pequeña figura blanca observando la nada, sufriendo en silencio, renegando de todo.

Realmente doloroso y recomendable.

[Por cierto, hay una película –aquí el tráiler-, dirigida por Satrapi, que resume el contenido del cómic y que es, quizás por la magia del séptimo arte, todavía más emotiva si cabe].

BORDADOS ǀ 136 págs

 

Resultado de imagen de bordados marjane satrapi

Es el segundo cómic de Marjane Satrapi que leo (tengo pendiente Pollo con ciruelas) y en él retoma algunos personajes femeninos de  Persépolis. Aquí se recrea una reunión de  mujeres, en casa de la abuela de Marjane, quienes acuden a tomar el té e intercambiar chismorreos. 

Y creo que es por todo esto que me encanta el título francés original, Broderies, ya que su significado más mucho más allá de los “bordados”. De hecho, en una de las primeras páginas del cómic aparece una aclaración que os voy a dejar por aquí debajo, una aclaración sobre los diferentes significados de broderies.


Broderies [bʀɔdʀi] s. fem. pl.

1. Bordado. // Adorno de un tejido o una piel con cosidos hechos en relieve.
2. Cotilleo. // Difusión o narración de chismes entre varias personas.
3. Reconstrucción quirúrgica del himen para simular la conservación de la virginidad.

 

Decía que la historia se enmarca en una reunión de amigas, de mujeres de distintas generaciones (para muestra, un botón: Marjane, su madre y su abuela) que comparten todo tipo de confidencias y cotilleos. Buena parte de ellos están relacionados con su vida íntima, la relación con sus maridos, sus lamentos por lo que hubieron de hacer o aquello que nunca pudieron… Todo aquello que, de puertas para afuera, la sociedad consideraría de mal gusto, inadecuado, inoportuno, etc. Los anhelos y quejas de mujeres de varias épocas en un mundo siempre regido por hombres.

La idea es sencilla y el resultado, digno, muy digno. Porque puede que los personajes, situados en Irán, en una cultura a priori tan distinta a la nuestra, se vean como algo distante, pero no lo son. La opresión sufrida por las mujeres ha sido y es todavía algo compartido y entendido en cualquier lugar, en cualquier cultura, con sentimientos similares al respecto. Y por eso merece la pena.

LO INDISPENSABLE DE UNAS LESBIANAS DE CUIDADO ǀ 384 págs ǀ 2014

 

 

Resultado de imagen de lo indispensable de unas lesbianas de cuidados

A Alison Bechdel se la conoce, principalmente, por otra obra, Fun Home, pero este Lo indispensable de unas lesbianas de cuidado editado por Reservoir Books es un auténtica joya.
 
Bechdel comenzó a publicar tiras con los personajes que aquí aparecen a mediados de los ochenta (y que continuaron hasta el año 2006 o 2007). Sí, a mediados de los ochenta, cuando comenzaba su andadura como dibujante y se apoyaba en ello para dar voz, de manera humorística al principio pero con muchísimo más profundidad y ambición con el paso de los años, a la comunidad LGTB+, especialmente a las lesbianas.
 
Las tiras están protagonizadas por un grupo de amigas, con la dramática Mo (algo así como el álter ego de Bechdel) a la cabeza, lesbianas, progresistas y rebeldes, cuyas vidas no son presentadas a través de situaciones del día a día, a través de la lucha por los derechos civiles en la época del gobierno de Ronald Reagan, de manifestación en manifestación, de irreverencia en irreverencia.
 
De la mano de Mo, Lois, Clarice, Sparrow, Toni, Sydney y compañía, Alison Bechdel nos ofrece una recopilación de tiras geniales. Geniales porque presentan a unos personajes reconocibles y, aunque utilice la palabra por enésima vez en la entrada, entrañables. Geniales porque da visibilidad a una parte de la sociedad que, hace 30 años las pasaba canutas, aun cuando ahora todavía experimentan muchos problemas. Geniales porque su visión en conjunto, la evolución gradual de los personajes a la vez que avanza la situación social y política en los Estados Unidos, es muy, pero que muy interesante. Y geniales sobre todo, porque, y esto es algo que se aprecia a medida que uno lee, la intención inicial de la autora era realzar la figura de las lesbianas, mostrarlas diferentes, más tolerantes, de mentalidad más abiertas… Finalmente, con el paso de los años, acaba por mostrarlas como personas corrientes, exactamente iguales a los demás, independientemente de su orientación sexual…  Y creo que ese es el gran logro de estas viñetas. 
 
Además, me guardo en el recuerdo una de las tiras que más me impactó (si bien hubo muchísimas hilarantes, esta fue diferente) y es la que se publicó tras los atentados del 11-S. Con ella cierro la info sobre esta obra.
***
Y hasta aquí la entrada de hoy. ¡Espero que os haya gustado y FELIZ DÍA DE LAS ESCRITORAS!
 
Un abrazo,
Clara S
Anuncios

3 comentarios en “Ladies making comics

  1. ¡Hola!
    Es raro tenerte ahora en otra plataforma, por lo menos para mi que soy negada en esto y veo demasiado complicado cambiarse de plataforma y que te quede tan bonito.
    Sobre el tema que tratas en esta entrada la verdad es que puedo opinar más bien poco porque es un terreno totalmente desconocido para mi, aunque siempre me ha llamado la atención y he querido leer algo nunca me he animado, o se me ha olvidado, o no tenía tiempo. Era como tener un libro en la lista de pendientes, pero sin un libro sino un género, lo que complicaba todavía más la lectura.
    Después de leer tu entrada, y como sigo con el gusanillo de leer algo de este estilo puede que lea algo de lo que has hablado que así por lo menos no voy dando palos de ciego al elegir el libro.
    Si al final me animo te diré que tal esta nueva experiencia.

    ¡Nos leemos!
    Un beso

    Me gusta

  2. ¡Hola!
    Pues tengo que reconocer que he leído varias novelas gráficas escritas por mujeres. ‘El azul es un color cálido’ de Julie Maroh, ‘Fun Home’ de Alison Bechdel, ‘El fantasma de Anya’ de Vera Brosgol y ‘Sufragista’ de Mary M. Talbot.
    ‘Persépolis’ tengo ganas de leerlo desde hace mucho tiempo, no sé porque aún no me he animado. Me gusta mucho lo que dices de él, me atrae que sea un libro de los que marcan un antes y un después. ‘Bordados’ no lo conocía y me has dejado con muchas ganas de leerlo.
    De Alison Bechdel como te he dicho al principio leí ‘Fun Home’ y tengo ganas de leer algo más suyo. Me apunto este título y lo buscaré por la biblioteca, a ver si lo encuentro.
    Un beso y bienvenida a WordPress 🙂

    Me gusta

  3. ¡Hola!

    Me he dado cuenta de que, la gran mayoría de las novelas gráficas que he leído, han sido de mujeres. Me sorprende darme cuenta de eso, porque es un mercado dominado por hombres y me hace feliz. Las estoy leyendo 🙂 y en un mercado donde las mujeres son ampliamente ignoradas, leerlas y recomendarlas es de las mejores cosas que puedes hacer.

    En fin, a Bechdel la conozco pero no he tenido oportunidad de leerla. A Marjane sí que sí.

    Nea.

    Me gusta

¿Quieres comentar algo?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s