Cita

Rupi Kaur

“every time you
tell your daughter
you yell at her
out of love
you teach her to confuse
anger with kindness
which seems like a good idea
till she grows up to
trust men who hurt her
cause they look so much
like you

– to fathers with daughters”

Milk and Honey – Rupi Kaur

Anuncios

Armado de impaciencia | Historias de un barrio decrépito

Vuelvo a la carga con una reseña doble de dos libros de relatos que bien poco tienen que ver entre sí, pero que quiero comentar muy brevemente en el blog. Antes de continuar me gustaría agradecer a Luhu Editorial el envío de los dos ejemplares para reseña.

 

ARMADO DE IMPACIENCIA | 203 págs.

 La primera obra en la que me voy a centrar es Armado de impaciencia, una recopilación de once relatos escritos por Antonio Heras y que ganó el I Certamen de Literatura Queer de Luhu Editorial. 

 
Consta, como acabo de indicar de once relatos, de extensión variable, que ocupan, en total, algo más de doscientas páginas. Todos ellos son de temática romántica queer. No sé hasta qué punto es necesario/conveniente mencionar lo de “queer”, pero ya que desde la propia editorial es algo que se remarca, aquí mismo lo reflejo. Dicho esto, los cuentos son independientes entre sí, con un excepción, y es que tres o cuatro siguen a los mismos personajes y a su amor a lo largo de lo que vendrían a ser capitulillos de su historia, con otros relatos intercalados.
 
Salvando esa excepción, poco tienen que ver entre sí los relatos, ya que el amor/obsesión/encaprichamiento/deseo surge en los lugares y épocas más insospechados. Pese a ello, hay un aspecto que reduce el alcance de la creatividad en dichas narraciones, y es que el protagonista, en los once relatos, es demasiado similar. Un joven, de veinte a treinta años, más o menos correcto en sus formas, que siente una atracción hacia personas de su mismo sexo y poco más. Es una opción perfectamente válida el seleccionar a un personaje central con estos rasgos, pero aburrida por terriblemente monótona.
 
De los relatos puedo decir varias cosas. Ha habido uno que me ha gustado mucho, otros dos que han estado bien, unos cuantos “¿Qué coño es esto?” y un “voy a borrar esto de mi mente en cuanto termine de leer”. 
 

Sigue leyendo