Sobre los huesos de los muertos

Es la segunda vez que leo lo que, según parece, es un “thriller ecológico”. Sí, como si no fuese suficiente con tener que distinguir entre novela negra, policiaca y thriller (límites borrosos que a menudo se obvian), cada vez gusta más apellidar a los subgéneros, por eso de sonar más rimbombante. De todas formas, aunque la primera ocasión me costó más entender hasta qué punto podía aceptarse tal categorización (fue con La mujer que nunca tenía frío, de Elisabeth Elo), pero en esta el mensaje está bastante más claro, rondando lo excesivamente claro.Resultado de imagen de olga tokarczuk

La autora de la novela es Olga Tokarczuk. Es una escritora polaca que ha cosechado éxitos notorios con sus novelas, aunque poco de ello ha llegado a España. Ha ganado dos veces el Premio Nike de Literatura, que es uno de los más prestigiosos de la literatura polaca; también ha sido nominada al IMPAC de Dublín, que ha reconocido a escritores como Orhan Pamuk (por la novela Me llamo Rojo) o Javier Cercas. Como os decía, en España solo se han publicado (si no he mirado mal) dos novelas suyas: Sobre los huesos de los muertos y Un lugar llamado Antaño.

Esta Sobre los huesos de los muertos es una novela bastante chocante. Se anuncia como un thriller, pero los rasgos que se suelen identificar con el género no están demasiado presentes y quedan, incluso, relegados a un segundo plano. ¿Y de quién es la culpa? De Janina, cómo no.

Janina Duszejko es la protagonista, una ingeniera retirada que se ha recluido en una casita de un pueblo minúsculo de las montañas polacas cercano a República Checa. Allí vive sola, con la única compañía de un ordenador que utiliza para hacer sus predicciones astrológicas. Es una mujer muy peculiar, enamorada de los animales y de la naturaleza, que apenas mantiene contacto con ninguna otra persona. Hay dos honrosas excepciones: por un lado, Pandedios y, por el otro, Dioni.  Sigue leyendo

Anuncios