Cosas feministas (I) – Feminismo mainstream

Frecuento mucho Twitter, demasiado incluso, y ahí siempre se están cociendo cosas. Algunas más importantes, otras menos… y vídeos de gatos. Eso 24/7. Aunque mi TL está infestada de libros, también una parte importante rezuma feminismo en sus más variopintas clases. Por eso suelo enterarme de mil y una cosas relacionadas con bastante asiduidad. Pero también presencio actitudes y comentarios que acaban por hacer que me hierva la sangre.  [También es cierto que todo esto ocurre en Twitter, que ni Twitter es EL feminismo, ni desde ahí se van a cambiar las cosas a base de hashtags (aunque muchos parecen pensarlo), pero al menos es una fuente temporal de la que beber ante la falta de aguas más puras alrededor].

En estas semanas que he estado desconectada de todo, me he ido enterando a cuentagotas, de cosas a través de esta red social. Y sobre una de ellas me gustaría hablar aquí.  Son, cómo no, las camisetas feministas de Dulceida (lo sé, vengo con algo de retraso).

Dulceida "Feminist"

Fuente: @dulceida (Instagram)

Digamos que con el tema de feminismo se puede hablar, discutir e incluso llegar a las manos (aquí, que tan dados somos a exaltarnos cuando el resto no comparte nuestra opinión) sin exagerar demasiado.  No hay una corriente única de pensamiento dentro del feminismo y eso es lo que lo vitaliza y, a la vez, coloca siempre en el medio de todas las polémicas. 

De todas formas, aunque haya maneras de entenderlo bien distintas, más liberales, más radicales, deconstrucciones absolutas del tema, etc., la base en todas es la misma: recuperar unos derechos de los cuales las mujeres se han visto privadas y que parece que se han convertido en privilegios masculinos.  Sin embargo, buena parte de la sociedad falla en esta base. O no la conoce o no le interesa conocerla y todos los malentendidos parten de ahí, consiguiendo hacer un daño muy importante a toda la escena feminista.

Ahora bien, por mucho que desde el feminismo se pretenda dar cobijo a todas las mujeres, no cabe duda de que no todas estamos al mismo nivel y que hay que tener bien claras las prioridades y los apoyos que se dan y que se buscan. Aquí es donde chocan las distintas visiones del feminismo (donde el libfem se da de bruces contra el suelo porque solo se dedica a abanicar al sistema) y donde hay que empezar a plantearse qué camino elegir para seguir formándose (sí, formarse, porque la igualdad no caerá del cielo).

Desde las esferas mediáticas, por lo general, se maltrata el feminismo. Famosas y famosos no dejan de atizarle patadas como si, por el mero hecho de tener un -ismo al final de la palabra, fuese el auténtico demonio. Hay reticencia a emplear la palabra y, sobre todo, desconocimiento (quiero pensar eso, tengo fe en las personas). No interesa a nivel de negocios ni de ventas esta corriente y así nos va.

Encima, cuando se recurre a ella (de Pascuas a Ramos), se hace de manera humillante. Y aquí es donde entran las camisetas de Dulceida.

Me imagino que habréis escuchado/leído la polémica que se desató, hará un par de semanas, a raíz de que esta bloguera sacase una camiseta con la palabra “feminist”en ella. Con ello se unía a la corriente a la que otras multinacionales se han sumado hace tiempo: artículos feminist-friendly. Desde grandes multis. Feminismo. Sí, suena irrisorio que empresas que cuidan tan bien los derechos de sus trabajadores y trabajadoras pongan a la venta artículos que “reclaman” esos derechos básicos que ellos mismos vulneran. Resultado de imagen de facepalm gif

El caso es que el tema camisetas ha hecho mella en muchos y no pocas voces se alzaron en contra de este arrimarse al feminismo por puro postureo y para conseguir más pasta de rebote. Colectivos feministas que tratan de formar en la calle de manera más que activa, y que hacen camisetas, collares, pulseras con logos o mensajes feministas para financiarse, se indignaron (de manera más que lógica) por este asunto. Venga, no tengo ni idea de feminismo (leed el pie de foto que acompaña a la publicación de Instagram de arriba) pero voy a cobraros 20 eurazos por un trapo impersonal y creado con la única intención de hacer negocio.

Y lo peor de todo es que, aparte de que la intención de vender esa camiseta con ese mensaje con total desconocimiento (hago un inciso para recordar todas las prendas con la cara del Che que se han comercializado a la buena de dios) es ruin y patética, no encontramos en esta actuación algo aislado. Como decía antes, a ciertos niveles el feminismo no interesa. 

Para muestra, un botón: Paula Echevarría fue entrevistada el otro día y desde un medio le preguntaron acerca de su postura respecto al feminismo. Esto fue lo que contestó:  “Yo me defino como persona. Yo creo que no hay que ser feminista ni machista, yo creo que los extremos nunca son buenos ni para un lado ni para el otro”.  Luego, cuando le sugirieron si tal vez su relación con Bustamante la había catapultado a la fama, añadió que ella sola lo había logrado: “con los años, con mi trabajo y siendo una smartgirl, no siendo un chocho”.

Resultado de imagen de chicas del cable feminismo

Entonces, ¿en qué quedamos? Obviamente hay una contradicción en estas declaraciones. Desconocimiento o desinterés, pero vemos que no gusta definirse feminista (uh, feministas, uh, feminazis -utilizar esta palabra abominable y tratar de reapropiarla desde dentro del feminismo es lo peor de lo peor- uh, uh, uh, unga unga), pero tampoco gusta que a una la anulen y la releguen al segundo plano. 

Mencionaría también los comentarios de las actrices (y actores) de Las chicas del cable, pero prefiero enlazaros a un post y que lo veáis por vosotros mismos, porque viene a ser lo mismo que ya acabo de exponer.

Ahora bien, ¿no es muy triste que mujeres que están en el centro de todos los focos y que pueden conseguir una difusión tremenda se queden en tierra de nadie? Para tratar de cambiar las cosas hace falta muy poco (al menos para empezar). Un libro básico, unas ideas sencillas, alguien más iniciado que te guíe y que enseñe antes de que puedas decidir por dónde quieres caminar. Un par de cucharadas de libfem, incluso, con ese paternalismo y reduccionismo de la visión las cosas que tiene, no están tan mal cuando se empieza, aunque después haya que darle la espalda por completo si se quiere avanzar. 

Es cuestión de voluntad, de amor propio y de conciencia social. 

Luego no es de extrañar que nos sintamos más unidos a Ylenia que a cualquier otra celeb que desde su cómodo trono pisotea el esfuerzo de muchos por escalar.

Aunque, visto que estas celebs solo se molestan en perpetuar el orden establecido, figuras canónicas y demás, esta entrada es un texto totalmente en vano.

 

Fuentes

http://www.huffingtonpost.es/2017/04/28/las-chicas-de-cable-apartan-la-etiqueta-feminista_a_22058129/

http://smoda.elpais.com/celebrities/vips/paula-echevarria-no-sabe-lo-feminismo-twitter-le-responde/

http://www.tribunafeminista.org/2017/05/ylenia-y-el-feminismo-neoliberal/ (un artículo que se ceba bastante con Ylenia y, básicamente, con todas las que comienzan en el feminismo, pero que no está demás leer).

Dónde leo sobre feminismo

https://las6delatarde.wordpress.com/

http://www.neapoulain.com/  (y de comida <3)

@_chonisoviets

@suggarmarxist

 

Anuncios

Un comentario en “Cosas feministas (I) – Feminismo mainstream

  1. No puedo estar más de acuerdo contigo. El feminismo es ese gran desconocido al que todo el mundo ataca sin saber las razones porque no sabe lo que significa. Ojalá podamos cambiar esa forma de pensar e inculcar el feminismo en nuestra vida diaria, buscando unos objetivos comunes y sin usarlo para vender ropa o semejantes.
    Terminé muy indignada con lo de las camisetas, creo que lo último que vi fue la camiseta que había sacado El Corte Inglés tachando fem y poniendo, en su lugar, fun. Pero todo lo que he leído sobre comercializar con un movimiento y no apoyarlo me ha parecido ridículo y un escándalo.

    También he visto que estas leyendo a García Montero así que espero que lo disfrutes mucho.

    Gracias por tus reflexiones.

    Un beso!

    Le gusta a 1 persona

¿Quieres comentar algo?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s