He pensado

He pensado, ya que nos vamos a morir, que sea liviano.

Los párpados que aún vagan por la playa, verano lamiendo las heridas, cucuruchos entre bloques de hormigón y malos besos de infancia. Melancólica melodía para flauta dulce desafinada, con dedos de alambre tapando las negruras de la vida sin atino. Suena la muerte entre las rendijas de una persiana mal bajada que, a duras penas, oculta del sol la soledad de un cuarto en ruinas y un corazón batido. Maratón de taxis por la gran vía de un pueblo herido, la sangre barriendo salvaje briznas de verde tierra hasta desaparecer en una balsa de sonrisas fingidas y pelo de visón en los semáforos. Es nochebuena en agosto y lloran a la mesa los perros de arrugado hocico y cadera pisada. Con suspiros entre ladrido y ladrido plañen por unos instantes más antes de que el blancor de una sala aséptica les cierre los ojos y apriete los dientes. Por los que vienen y por los que se van, aulla discordante la manada que queda, la manada que late, la manada que es.

He pensado que, ahora que por fin nos morimos, es mejor olvidar y que caiga el telón de los años.

 

Clara S

Anuncios

¿Quieres comentar algo?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s